𝐑𝐢𝐦𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐆𝐮𝐬𝐭𝐚𝐯𝐨 𝐀𝐝𝐨𝐥𝐟𝐨 𝐁𝐞́𝐜𝐪𝐮𝐞𝐫 (1836-1870)

Hoy os dejo varias rimas incluidas en «Rimas y Leyendas» de este autor tan increíblemente maravilloso.

𝐑𝐢𝐦𝐚 𝐗𝐕𝐈𝐈

Hoy la tierra y los cielos me sonríen;
hoy llega al fondo de mi alma el sol;
hoy la he visto…; la he visto y me ha mirado…
¡Hoy creo en Dios!

𝐑𝐢𝐦𝐚 𝐗𝐗

Sabe, si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada,
que el alma que hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada.

𝐑𝐢𝐦𝐚 𝐗𝐗𝐈

¿Qué es poesía?- dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul-.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

𝐑𝐢𝐦𝐚 𝐗𝐗𝐈𝐈𝐈

Por una mirada, un mundo;
Por una sonrisa, un cielo;
por un beso… ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!

𝐑𝐢𝐦𝐚 𝐗𝐗𝐗

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó en su llanto
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: ¿Por qué no lloré yo?


Bécquer representa la transición del romanticismo al simbolismo en España, principalmente en la poesía, pero también en la prosa. La crítica actual lo considera un precursor del modernismo. Las rimas y las leyendas son lo más conocido de la obra de Bécquer. En sus Rimas -poemas sencillos y breves- vemos una poesía desnuda de artificios, una poesía de máxima condensación lírica. Los temas que reaparecen en su obra son tres: el amor, la soledad y el misterio, no solamente del destino humano sino de lo poesía misma.


Fotografía de Phoebe Dynevor
 

𝐏𝐔𝐍𝐓𝐎 𝐃𝐄 𝐀𝐏𝐎𝐘𝐎

Me pongo linda,
quiero estar perfecta para esta cita,
llevo la cara del matrimonio perfecto,
somos gente corriente
de esos que se aman para siempre.

Me haces sentir guapa
cuando me miras
mi compañero de vida
el amante en mi cama.

Si un día no estás
no seré nada
solo una sombra vagando por la ciudad
abrázame amor
no me dejes pensar
sé mi sostén en esta existencia
yo seré tu palanca de apoyo en la tuya.

Porque nada soy
bailemos con la vida
aunque tropecemos
con los pies.

Los dos locos
los dos inhibidos
los dos mirándonos
somos necesidad.

Nuestra lucha ha ganado
ahora somos uno
ahora estoy dentro de ti
barrimos las piedras del camino
me maquillé las penas
te besé hasta morir en ti.

Me corres el carmín con un beso
besos que tienen alas
manos que recorren los caminos
de mi cuerpo.

Tus labios me ahogan
en un placer infinito
mi cuerpo siente en tu lengua
el sabor del zumo de naranjas
el aroma de azahar
en mi sexo al acariciarlo.

Cuando miro tu cara
el deseo me hace volar
siento la dureza en mi entrepierna
mis dedos se enredan en tu pelo negro
me pego a ti, te muerdo esa boca que me vuelve loca,
tú haces que salga el agua de mi fuente
penetras por fíen en mí
y sentimos que nos vamos a mundos de anhelo y placer
te amo me dices
yo te abrazo con ansia, te amo te susurro
y explotamos como un volcán sintiendo
todo el calor que quema nuestra piel.

Te amo, te amo…

e783ab9a56d1ad800a97f00785553f6d

𝐋𝐀𝐆𝐎 𝐃𝐄 𝐒𝐀𝐍𝐆𝐑𝐄 (𝐄𝐫𝐨𝐭𝐢𝐬𝐦𝐨) 🔥

Noche de luna
su cuerpo se movía silencioso
en aquel bosque
el corsé le ceñía la cintura
y aumentaba su pecho
grande, albo como el astro.

Él la esperaba impaciente
sus labios rojos parecían de sangre
sus manos alabastrinas
la tomaron por la cintura
su boca anhelante cogió la suya
la mordió con fuerza
una gota de sangre resbaló hacía la barbilla.

Ella sacó su lengua lamiéndola
un suspiro de placer surgió de su garganta
encarnada seducción
erotismo entregado al más
puro frenesí.

Besos sangrientos
manos perdidas en sus cuerpos
bocas devorándose
en el magnífico crepúsculo
el tiempo no pasa.

Déjame comer la manzana prohibida
Regocijándonos en el placer más impuro y lascivo
deja que lama tu agua sagrada
bebe el veneno de mi hombría
y la carne se volvió orgasmo oscuro
cuando mis fluidos entraron en ti.

Lago de sangre iluminado por las estrellas
nadando en él llenos de la pasión sacra de
nuestros cuerpos.

Poesía negra, escrita en tinta roja
en nuestra piel,
la pluma se clava
con saña; el placer nos derrota
dejándonos llevar a conseguir
el éxtasis, quiero sentir de nuevo
tu elixir en mis labios
déjame morder tu cuello, saborear tu sangre
mi entrepierna estalla al lamerte
tu cuerpo tiembla de pura ansiedad
por tenerme dentro de ti.

En el lago rojo rodeados
de dulzura y pasión;
laberinto del ardor más sublime
entrelazados nos besamos con furia
con ansia, soy tuyo, solo tuyo
haz conmigo lo que desees, pero ahora solo quiero sentirte
mía en la noche de los cipreses carmesí.

Piérdete entera dentro de mí
quiero morir abrasado en el aliento que respiras. ❤️‍🔥

 

“La magia de mi oficio me permite vivir las vidas de mis protagonistas y el placer de describir lenta y cuidadosamente un encuentro erótico supera con creces el placer de vivirlo.”

VOCES DE OTOÑO

Una poeta maravillosa, Julie, aquí uno de sus poemas.

Besos primores.

Eltiempohabitado's Weblog

Cuando la vida es paso que seduce al tiempo
y el viento se estremece en la ventana
escuchando las voces de los pájaros…

Cuando el silencio juega con los sueños
y la tarde se aleja por el puente colgante
del intervalo que mueve sus caudales…

Cuando el musgo se abraza a las piedras
y la luz sonríe entre los verdes aterciopelados
que transmiten la esencia de las horas…

Cuando el otoño escribe versos tristes
y la lluvia crea la geometría de los charcos
para que la nube transite en sus espejos…

Es entonces que mi tristeza muere
escuchando el lenguaje de los ángeles.

©Julie Sopetrán

Ver la entrada original

𝐔𝐧 𝐛𝐨𝐬𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐢𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐨𝐬𝐨.𝐀 𝐒𝐢𝐥𝐞𝐧𝐭 𝗪𝐨𝐨𝐝, 𝐄𝐥𝐢𝐳𝐚𝐛𝐞𝐭𝐡 𝐒𝐢𝐝𝐝𝐚𝐥.

𝐒𝐢𝐝𝐝𝐚𝐥 𝐟𝐮𝐞 𝐥𝐚 𝐦𝐮𝐬𝐚 𝐩𝐫𝐞𝐫𝐫𝐚𝐟𝐚𝐞𝐥𝐢𝐭𝐚 𝐩𝐨𝐫 𝐞𝐱𝐜𝐞𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚. 𝐃𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐜𝐮𝐛𝐫𝐢𝐞𝐫𝐚 𝐞𝐥 𝐚𝐫𝐭𝐢𝐬𝐭𝐚 𝗪𝐚𝐥𝐭𝐞𝐫 𝐃𝐞𝐯𝐞𝐫𝐞𝐥𝐥, 𝐜𝐮𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐭𝐫𝐚𝐛𝐚𝐣𝐚𝐛𝐚 𝐞𝐧 𝐮𝐧𝐚 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐝𝐚 𝐝𝐞 𝐬𝐨𝐦𝐛𝐫𝐞𝐫𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐧 𝐬𝐮𝐬 𝐥𝐚𝐫𝐠𝐨 𝐜𝐚𝐛𝐞𝐥𝐥𝐨 𝐫𝐨𝐣𝐨 𝐲 𝐬𝐮𝐬 𝐞𝐧𝐨𝐫𝐦𝐞𝐬 𝐨𝐣𝐨𝐬, 𝐬𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐯𝐢𝐫𝐭𝐢𝐨́ 𝐞𝐧 𝐦𝐨𝐝𝐞𝐥𝐨 𝐝𝐞 𝐞𝐬𝐭𝐞 𝐠𝐫𝐮𝐩𝐨 𝐝𝐞 𝐩𝐢𝐧𝐭𝐨𝐫𝐞𝐬 𝐢𝐧𝐠𝐥𝐞𝐬𝐞𝐬. 𝐏𝐨𝐬𝐨́, 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐞 𝐨𝐭𝐫𝐨𝐬, 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐇𝐮𝐧𝐭, 𝐌𝐢𝐥𝐥𝐚𝐢𝐬, 𝐲 𝐩𝐫𝐨𝐧𝐭𝐨 𝐬𝐞 𝐡𝐢𝐳𝐨 𝐚𝐦𝐚𝐧𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐑𝐨𝐬𝐬𝐞𝐭𝐭𝐢.

𝐔𝐧 𝐛𝐨𝐬𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐢𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐨𝐬𝐨 (𝐀 𝐒𝐢𝐥𝐞𝐧𝐭 𝗪𝐨𝐨𝐝) 𝐞𝐬 𝐮𝐧 𝐩𝐨𝐞𝐦𝐚 𝐝𝐞 𝐚𝐦𝐨𝐫 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐞𝐬𝐜𝐫𝐢𝐭𝐨𝐫𝐚 𝐢𝐧𝐠𝐥𝐞𝐬𝐚 𝐄𝐥𝐢𝐳𝐚𝐛𝐞𝐭𝐡 𝐒𝐢𝐝𝐝𝐚𝐥 (𝟏𝟖𝟐𝟗-𝟏𝟖𝟔𝟐), 𝐞𝐬𝐜𝐫𝐢𝐭𝐨 𝐚𝐥𝐫𝐞𝐝𝐞𝐝𝐨𝐫 𝐝𝐞 𝟏𝟖𝟓𝟏 𝐝𝐮𝐫𝐚𝐧𝐭𝐞 𝐞𝐥 𝐜𝐨𝐦𝐢𝐞𝐧𝐳𝐨 𝐝𝐞 𝐬𝐮 𝐫𝐞𝐥𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐬𝐞𝐧𝐭𝐢𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐥 𝐜𝐨𝐧 𝐃𝐚𝐧𝐭𝐞 𝐆𝐚𝐛𝐫𝐢𝐞𝐥 𝐑𝐨𝐬𝐬𝐞𝐭𝐭𝐢.

𝐔𝐧 𝐛𝐨𝐬𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐢𝐥𝐞𝐧𝐜𝐢𝐨𝐬𝐨.
𝐀 𝐒𝐢𝐥𝐞𝐧𝐭 𝗪𝐨𝐨𝐝, 𝐄𝐥𝐢𝐳𝐚𝐛𝐞𝐭𝐡 𝐒𝐢𝐝𝐝𝐚𝐥.

Oh, silencioso bosque, te atravieso
Con el corazón tan lleno de miseria
Por todas las voces que caen de los árboles,
Y las hierbas que rasgan mis piernas.

Deja que me siente en tu sombra más oscura,
Mientras los grises búhos vuelan sobre ti,
Allí he de rogar tu bendición:
No convertirme en una ilusión,
No desvanecerme en un lento letargo.

Escrutando a través de las penumbras,
Como alguien vacío de vida y esperanzas,
Congelada como una escultura de piedra,
Me siento en tu sombra, pero no sola.

¿Podrá Dios traer de vuelta aquel día,
En el que como dos figuras sombrías
Nos agitamos bajo las hojas tibias
En este silencioso bosque?
……………………………………………………………………………………………………………………. 🖤🖤🖤

O silent wood, I enter thee
With a heart so full of misery
For all the voices from the trees
And the ferns that cling about my knees.

In thy darkest shadow let me sit
When the grey owls about thee flit;
There will I ask of thee a boon,
That I may not faint or die or swoon.

Gazing through the gloom like one
Whose life and hopes are also done,
Frozen like a thing of stone
I sit in thy shadow but not alone.

Can God bring back the day when we two stood
Beneath the clinging trees in that dark wood?

Elizabeth Siddal

PREFIERO SALIR CORRIENDO

Me sobran los momentos
en que una semana parecen dos
la larga espera en el andén donde
las caricias no se cuentan
donde los abrazos se hacen eternos.

Me cansa mirar ojos sin ver
miradas que no sienten
parejas con el amor roto
varado en la orilla como barco astillado.

Me sobra mirar en mi diario
donde hablaba de amor incomprendido
de la soledad en los mares de la vida,
de chimeneas en cabañas
donde hacía el amor soñando
con eso de para siempre.

Me sobra esta indefensión
que siento cuando me miras
este ardor en el alma
ante el cálido aliento de tu boca
el énfasis que pones en dejarme echa polvo
estoy herida de muerte
me rindo ante tus manos buscando mis recovecos.

Me convierto casi en agua
perlas de gotas de lluvia y lágrimas de sal
son mi vestido
siento que me sobra el amor malentendido
las cicatrices serpenteantes en mi alma,
que cada vez que me rindo ante ti
salgo escaldada
y yo que odio el agua caliente
prefiero salir corriendo entre la bruma
de mis pensamientos.

NATURALEZA VIVA

Nuestro trabajo no es permanecer enteros.
Vinimos a perder nuestras hojas como los árboles, y nacer de nuevo desde las profundas raíces.

GRACIASGRACIASGRACIAS 🙏

Gracias, madre tierra 🌍 Luz y amor
~•~

“Robert Bly”

Mantén tu amor hacia la naturaleza, porque es la verdadera forma de entender el arte más y más. (Vincent Van Gogh)

María

𝐌𝐔𝐄𝐑𝐎 𝐏𝐎𝐑 𝐓𝐈

Radiante el día
transcurre en una suerte de saudade,
rayos de sol entran por los visillos,
iluminando mis piernas largas,
entreabiertas y anhelantes.

La nostalgia exquisita
de tus ojos rasgados
de tus brazos alrededor de mi cintura
de los largos besos en el crepúsculo
iluminando el inmenso campo de amapolas
rojas como tus labios
que a mordidas los iba comiendo
hasta entrada la aurora.

El rocío de la mañana
cubre mis muslos
dejándome mojada en la cocina
con un café en la mano
y la otra agarrando tu recuerdo
un suspiro se me escapa
bajando por mi pecho
acariciando mi vientre
recorriendo mi ombligo
llegando al más hermoso rubí.

Quería verte aparecer
para sentir tu presencia, para poder tocarte
para darte mis sueños y así renacer.

El aroma tan seductor que emanas reaviva mi llama
resuena tu voz en mi cabeza y me estremezco
vuelve pronto, muero por ti… muero por el deleite de tu sonrisa.

Matar a la detective

Magnífico relato de Galiana.

Galianaescritora

 

Hace unas semanas recibí una carta certificada, no suele ser habitual. El contenido de la misma consistía en unas fotografías de mi marido con otra mujer en actitud comprometida en plena calle.

Las imágenes correspondían a diversos años y estaban etiquetadas para que no hubiera dudas. Era evidente que la persona que hubiera hecho aquello necesitaba demostrarme que entre mi pareja y aquella mujer había una relación sostenida en el tiempo.

Mientras observaba las fotografías comencé a sonreír, la verdad es que la persona se había esforzado muchísimo. Visto todo el material volví a meterlo en el mismo sobre sin darle demasiada importancia.

Cuando mi marido llegó a casa no sentamos a comer como todos los días. Le saqué el sobre y se lo pasé a la hora de los postres. Ambos nos reímos bastante de la situación.

Lo primero que nos planteamos mientras tomamos el café fue quien…

Ver la entrada original 418 palabras más

𝐌𝐎𝐑𝐈𝐑 𝐍𝐎 𝐄𝐒 𝐓𝐀𝐍 𝐌𝐀𝐋𝐎

«Cuando muera, me amarás»

Daría todo, sí daría todo lo que tengo
mis vestidos, mi casa, daría media vida
dormiría desnuda en un banco
por una simple respiración,
el dolor me está comiendo
mis pulmones mueren lentamente.

Quiero gritar, quiero llorar hasta secarme,
nunca más diré amén, jamás rezaré
reniego de ti, tanto te recé
sordo, ciego mudo a mis suplicas.

Aquí en mi soledad
con el alma colgando de una vida de sangre
con mi corazón hecho trizas
tanta gente alrededor y no hay nadie.

Quiero morir, ¡grito! Vivir así no es vida
solo es un remedo, una parodia
jamás confiaré en nadie,
esta enfermedad me está comiendo
a bocados, a cachos a trozos,
me devora con él ansía del que quita vidas por placer.

Nadie me da un abrazo
un triste beso en la mejilla
un te quiero.

Caronte será mi única compañía
al exhalar el último suspiro
una moneda será mi pago
para que mi alma errante
descanse por fin en paz.

Por fin será el final de los tiempos.

Fotografías de: Aykut Aydoğdu