Archivo de la categoría: PEQUEÑOS SENTIRES Y VERSOS

CUÁNDO TE CONOCÍ

Dicen que todo llega
a su tiempo, que todo fluye,
pues tú llegaste a mi vida
en el momento justo, ese
que te hace sentir como tu canción
favorita.

Dicen que el amarillo
da mala suerte, yo iba de ese
color y ahora es mi preferido.

La vida va y viene y tu viniste
y te quedaste, así, como quien
no quiere la cosa te metiste
en mi cama y en mi corazón.
Allí en la Alhambra

donde nos conocíamos
leímos
las paredes como dos ciegos,
con las yemas de los dedos.

Cien mil versos escritos
y no paraste de coger mi mano
y pasarla por los relieves.
Por que a veces la vida es solo
que te cojan de la mano e intentar
acariciar una pared llena de poesía.

Jamás nos separamos
tiramos el reloj y el almanaque;
no había horas ni días entre nosotros.

Te miraba envuelto
en la mantita azúl;
tirado en el sofá.

Mi gata acurrucada a tu lado
y deseaba meterme
contigo, totalmente desnuda
sentir como tu piel me hablaba
como me recitaba poesías.

Y, supe que serías

mi siempre.

women-mirror-models-window-blue-hair-reflections-mood-sad-sorrow-love-romance-waiting-wallpaper-164170

Anuncios

INVENTARIO

INVENTARIO

De qué sedas están hechos tus dedos,
De qué marfil tus muslos lisos,
De qué alturas llegó a tu andar
La gracia de gamuza con que pisas.

De qué moras maduras se extrajo
El sabor acidulado de tu seno,
De qué Indias del bambú de tu cintura.
El oro de tus ojos, de dónde vino.

A qué mecer de ola vas a buscar
La línea serpentina de tus caderas,
De dónde nace la frescura de esa fuente
Que sale de tu boca cuando ríes.

De qué bosques marinos se soltó
La hoja de coral de tus puertas,
Qué perfume te anuncia cuando vienes
A rodearme de deseo las horas muertas.

DPUP-zvWsAEs7UG

 

 

 

He leído este poema de Saramago y me ha encantado, espero que os gusté también.

ÁMAME

Amor es sentirme
segura a tú lado,
no tener miedo de que me
dejes aquí en la cama
tirada como muñeca rota.

Amar es revivir los sentimientos,
que me das al acariciar
mi espalda sudorosa;
al hacer el amor.

Que me corras el carmín
a besos, que lo limpies
con tus labios.

Qué me hagas sentir
fragante como madrugada
de primavera.

Como un café
bien cargado, mientras te
susurro en la cocina: te amo.

Amor es quererme entera
así,  sin más, no quieras cambiarme
como una camisa vieja.

Ámame a boca llena
a manos llenas,
a ternura limpia,
a pasión fresca del día,
que no se agota jamás.

5b2b61415f382fef64c565fea6cf3b0d

ENAMORADA

En mi espalda recuerdos

de tus manos.

En mi boca la evocación de tus besos;

que nacieron al compás de un amor

en la noche de las mil tormentas.

Brillan mis ojos en la oscuridad,

derramo mi corazón y abrazo

la huella que dejaste en mí.

 

Puedo decir que estoy aún tan enamorada,

 

            enamorada,

 

enamorada…

                                 de ti.

CVldjTAWcAEObIe

EN EL FILO DE LA VIDA Y LA MUERTE

No cierres los ojos amor mío,
no te duermas… quédate conmigo.
¿Qué haré sin tu mirada en la mía?

Tus manos pálidas, laxas en la cama
me asustan, me quema la pena,
estoy dentro de una hoguera
de tristeza y muerte.

Sal de ese camino, niégate a seguirlo,
Aférrate a mi voz
aunque apenas la reconozcas,
el dolor ha hecho mella,
afónica y dolorida grito
en el silencio de la noche negra.

¿Por qué?

Y la ira enciende mi alma.

Hice todo lo que prometí,
encendí velas, recé ante
la inmensidad del universo,
y la respuesta es el silencio.

Jamás volveré a decir amén,
me revuelvo, oh, señor ante ti.

Buscaré en el mismo infierno,
lucharé contra mis miedos,
te cogeré de la mano y te llevaré
al lugar donde las almas viven,
te abrazaré dos mil veces,
allí dejaré de tiritar, de tener miedo.

Oh, señor te digo que se salvará,
porque he bailado con la muerte
y me lo ha susurrado al oído.

He pintado la noche de otoño,
he escrito trescientos poemas a la vida,
y, ella me ha recompensado.
Jamás volveré a decir amén.

Escribiré un poema
en el filo de la vida y la muerte
allí lo leerán entre el azul y la negrura
la gente demente.

Y ahora que soy silencio
y vida sé que él estará.
Oh, señor, jamás diré amen.

 

9e3bb6cfb49f0e64b25c7bfd5fe4970a

 

 

LA FLOR DE MI DESEO

Ella es la rosa carmesí 

de quien extraigo mi pasión,

sus hermosos pétalos se abren

ante mí ofreciéndome su aroma.

Ungiré mis labios,

con el rocío de la mañana,

como gotas de sangre,

de esta flor que con sus espinas

me produce tal desazón.

Ella tiene de mi boca 

el más dulce compás,

de la música que desata mi más

ardiente fervor.

Me llevas al abrazo más íntimo,

ese que me hace volar

como abeja para libar tú elixir.

 

 

HABITACIÓN EN ROMA