POESÍA JAPONESA(詩歌)—HAIKUS (俳句)

Waka (和歌) o yamato uta (poema corto) es un género de poesía japonesa.  La palabra fue originalmente acuñada durante el período Heian para diferenciar a la poesía originaria de Japón de la poesía china 中詩, la cual también era familiar para las clases sociales educadas y altas japonesas.

Bueno amigos míos, como ya os he explicado anteriormente, un haiku (俳句) es un poema corto  (Waka) japonés, la métrica es de 5-7-5-. (Para la métrica tenéis que tener en cuenta la sinalefa y la tilde, si la palabra es aguda añade una sílaba, si es esdrújula resta). Habla de la naturaleza, del cambio de estación, de cosas cotidianas, de la emoción al captar el instante, no admite subjetivismos, ni lirismos, los poemas japoneses no llevan rima jamás. Tiene kigo (季語), significa : estación del año, ya sea de manera directa ( invierno, primavera…) o indirecta ( nevada, cerezos…) y kireji o corte de pensamiento, es decir, la tercera frase debe cortar a las dos segundas, hablando de otro tema. A veces para acompañar al haiku se pone una imagen esta se llama haiga (ハイは ). Espero que os sirva la explicación os animéis y hagáis muchos.

Besitos azules. 

 

HAIKUS (俳句)

 

Por mi ventana

entra el aroma a rosas.

Canta el canario.

2757d89245b1fcb915776a66bc57847c

El verderón
                       
bebe en la fresca charca.
     
Es primavera.

 

bebiendo-en-la-charca-a519a523-7a85-4995-b157-5525446c9841

Flamencos rosas

están en la laguna.

Tarde de estío.

1579620601_kenija-33

Haijin María.

ALTO VOLTAJE

Dicen que no hay noches perfectas
pero aquella que trae la bruma
de mis recuerdos
fue inconmensurable.

Una sonrisa insinuante
me envolvió, me trasladó
a la boca del dragón
que echando fuego hizo
que me lanzara sin pensarlo.

Lo que puede hacer una sonrisa,
puede perderte entre caminos
reinventados por tus manos
aviesas, mientras mis pupilas
quedan posadas en tus labios.

En la hierba húmeda
lamiendo mi espalda
siento que la locura entra en mí,
quiero absorber cada millón
de mililitros de tu placer.

El jadeo de las ramas
el placer perverso en nuestra sangre,
un hechizo vicioso
que une nuestra bocas, entrelaza salivas,
haciendo reventar un rojo clavel
haciéndose fluido.

Y encelados, caemos, caemos
la marea nos lleva a la gruta del agua;
tú la traspasas con tu fuego,
agua que hierve y caemos
al más profundo abismo donde
nos regalan los pequeños dones,
del placer más afiebrado.

Los dos nos hemos dado
y nos hemos recibido,
sintiéndonos dos amantes
de alto voltaje.

71upU90LqyL._SL1200_

MIS DEDOS EN TU CUERPO

Te amo por todo lo que eres,
por todo lo que me haces sentir,
por eso ya no dejo que escapes de mí.

Te tengo en mi cabeza
y a estas horas de la noche
necesito escribirte,
a esta hora este sentimiento
gana y la razón muere.

Miro la luna y te veo a ti
te amo tanto
te extraño, solo quiero tenerte aquí.

Amo todo de ti
tengo miedo que el desamor
nos mire de frente.

Quiero llevarte
a vivir conmigo a la calle
de los amores para siempre,
un rayo de sol iluminará
tu cara y veré escrito
un te amo en tu voz.

Necesito entre mis dedos
sentir la desnudez de tu cuerpo
pegado a mí, sentir tu hombría;
besarte como jamás lo ha hecho nadie,
oírte gemir en mis oídos
como sonidos de caracolas.

Probar la miel de tu saliva,
tus diente en mi cuello
manos enredadas en la piel
y la líbido desatada en nuestro cuerpo.

DermwevXcAEjvHn

POESÍA JAPONESA (和歌)—CHÖKA

Como ya os he explicado en otras ocasiones, un chöka es un poema que no lleva título ni admite rima como todos los poemas japoneses,  su métrica es de : 5-7-5-7-7-, pero lo normal es hacerlo con esta: 5-7-5-7-5-7-7,  ya que podría confundirse con un tanka. Se puede hacer todo lo largo que uno quiera, siempre que acabe en katauta, es decir: 5-7-7-. Es uno de mis poemas favoritos, ya que se puede hacer un poema largo y expresar mejor tus sentimientos, aunque hacerlo en un pequeño poema es un reto. Espero que os guste mis amigos y que os animéis a hacer un poema japonés. Se os quiere. Besitos azules.

 

 

CHÖKA

Caen los pétalos

en el alma de invierno

la primavera

ya acaricia su pelo

se enreda en él

como óleo de flores

luz de color

baña tu melena áurea

flamea al viento

presagia el esplendor

de la vida que brota.

46609c946da00f96d60498b4237f53e0

Fotografía de Kristina Makeeva.

AY, AMIGO MÍO

Amigo mío, no creas que no te quiero,
no pienses que ya no estoy a tu lado,
me enamoré de él, pero tú eres mi amigo.

Déjame recitarte un poema
de esos que te gustan
déjame amigo mío cogerte la mano
mientras mis labios susurran versos.

Deseo regalarte un abrazo,
mil kilos de confianza
para acudir siempre a mí,
quiero que me veas como siempre.

Voy a contarte un cuento de hadas
quiero que veas que la magia existe,
amigo mío, ¿no lo ves? Te quiero.

Me enamoré perdidamente,
de un hombre maravilloso,
pasó como el crepúsculo al amanecer,
así debió ser, quedé arropada en su alma,
amigo, entiéndelo, no te dejaré
atrás jamás.

Seguiremos tomando una cerveza
viendo arcoíris en la sierra,
pero no me digas que él no me interesa
que no me merece.

Sé que lo haces por mi bien,
pero le amo, estoy loca por él,
amigo no me hagas elegir
me partirás en dos
canta conmigo, cree en mí.

El mundo es más hermoso contigo
cuando miro tu cara me haces sonreír,
oye, amigo mío estás palabras:

Un bote de nocilla,
una playa nevada,
pasear en coche con la música alta
y las ventanillas desnudas,
una mirada llena de sonrisas,
y ropa interior en el suelo.

Las mariposas del estómago,
un amanecer, una sorpresa,
el sexo inesperado
eso es amor amigo mío, mi amor.
Amor.
Amor.
Amor.

 

107b1868e48a2bd80edccfc167bba0b5