CUIDADO CON LOS CUERVOS

Los cuervos observaban al cuervo muerto, miraban el cadáver mientras graznaban y volaban a su alrededor. Alguien había matado a su compañero, un cuervo imitó una voz gutural, todos entendieron que hablaba del hombre, aquel ser despreciable que mataba a los animales del bosque.
Tres o cuatro horas más tarde todos siguieron al que parecía mandar.
Con total seguridad fueron acercándose a una cabaña, allí vivía el hombre de las botas grandes, habían observado sus huellas.
Se colocaron en el tejado, pronto sería de noche.
El hombre sintió el golpeteo en el tejado, se sobresaltó, la noche era oscura, sin luna, no había estrellas, solo soledad y negrura.
Miró a través de la ventana, no vio nada, cuando de pronto volvieron los golpes,
se estremeció, —será un animal se decía así mismo.
Pensó que lo mejor sería ir a dormir, ya acostado vio unas sombras en la ventana, el miedo empezó a envolverlo, estaba en el bosque solo —¿quién sería?
—¿Qué quería de él? Una punzada de terror lo volvió a recorrer al oír golpes en la puerta y en la ventana.
El cuerpo se le tensó, la boca la tenía seca. Grito: —¿Quién es? —¿Qué quieres? Graznó el cuervo: —soy tu hermano, ¡abre! ¡No podía ser! ¡Su hermano estaba muerto! Pero era su voz, hay más en el oído de lo que capta el ojo, pensó, en aquella noche donde no había azul solo el negro azabache que lo cubría todo.
Los golpes volvieron a sucederse, él se resistía a abrir, el miedo hacía que su cuerpo se paralizase.
—Abre, has pagado por esto, la voz ronca parecía la de su hermano, entreavió la puerta, unos ojos rojos como el fuego del infierno lo miraban.
Con fuerte aleteo los cuervos entraron en la casa, se fueron posando en los distintos muebles, uno se quedó en la puerta vigilante.
Él se acordó del cuervo que había matado y los miraba sorprendido, asustado, fuera de sí.
Sentado en una silla lloriqueó, —no quise matarlo de verdad, fue un accidente.
El cuervo imitó su voz y pareció sonreír, te mereces recoger tu premio.
Todos se lanzaron sobre él, le sacaron los ojos, para que no viera, le picotearon los oídos para que no oyera, le comieron la lengua para que no hablara.
Pensó que era mejor morir que este horrible dolor, esta soledad espantosa; lo que no sabía es que aún no habían terminado con él.
Lo empujaron al bosque, allí donde la sombría muerte le esperaba.

8345623732e606369b08f8ce14b955e6

¡Feliz halloween! 🎃🎃🎃

María.

POESÍA JAPONESA (詩歌)—CHÖKA(短歌)

Como ya os he explicado en otras ocasiones, un chöka (短歌) es un poema que no lleva título ni admite rima como todos los japoneses, su métrica (連) es de : 5-7-5-7-7-, pero lo normal es hacerlo con esta: 5-7-5-7-5-7-7,  ya que podría confundirse con un tanka. Se puede hacer todo lo largo que uno quiera, siempre que acabe en katauta, es decir: 5-7-7-. Espero que os guste mis amigos y que os animéis a hacer un poema japonés. Un beso de luz azul.

La tradición de las linternas fue introducida en China por disposición del emperador Mingdi, perteneciente a la dinastía Han, el reinado que promovió el auge del budismo en el país. El monje Xuanzang, quien trajo consigo preciadas escrituras budistas tras su peregrinaje a la India, fue recibido con honores por el emperador, honores que se simbolizaron con linternas.
El Festival de las Linternas o Lantern Festival es un día que tradicionalmente se pasa junto a los seres queridos. Es habitual que las familias coman bolitas de arroz rellenas conocidas como yuanxiao y al final de la jornada se espera el baile del dragón, bailes, acrobacias, desfiles, música, tambores y fuegos artificiales.

dragones-festival-de-las-linternas-china

CHÖKA(短歌)

 

Mar de linternas

vuelan con las estrellas,

para el gran año nuevo,

sueños de vida

en cada farolillo,

¡Dragones rojos

dan sus adivinanzas!

Dulce armonía

en la noche de luces

donde las almas se unen.

festival-de-las-linternas-en-china

Haijin María.

MI MUNDO, TÚ

El aire del deseo
no se va de mi interior
se me nubla la mirada
al mirarte frente a mi.

Anhelo de besos
dados con el ardor
de un fuego que me quema
te hago versos en la piel
poemas en tu boca.

Oda de la pasión
tocan nuestros cuerpos
arpegios y sonetos
eres mi luna, mi noche
mi calor
mi mundo
mi amor.

3e4b1fadf151d46d52d11835240087ee

CHARCO DE COLORES

Siento que mi corazón
es naturaleza pura,
noto que me vuelvo
nube, mar, río de lava,
barro, árbol, desierto,
oasis…

Soy la tierra que te acoge,
la que te mece y besa.
Mi amor, aquí sentada
frente a la ventana,
espero tu llegada,
han brotado las flores,
el río pasea con fuerza
el agua cristalina.

Mis dedos se enredan
entre las páginas
de tu libro favorito,
mi boca musita bajito,
volverá, sé que volverá.

Pero tu recuerdo sigue
inalterable en mi mente,
no has cambiado ni de ropa,
y siento que el alma
se marchita mientras
todo crece a mi alrededor.

Se hace solo de llanto la alegría,
se apagan las luciérnagas
sueño que en nuestros charcos,
juegan los colores,
jugaba la vida.

CgWNZFmWwAAr3kk (1)

 

POESÍA JAPONESA—JISEI: UN POEMA DE DESPEDIDA (辞世の句 )

Escribir poemas en el umbral de la muerte es una costumbre tradicional japonesa bastante habitual, aún en nuestros días. Este subgénero se llama jisei (“poema de despedida de la vida”) y no tienen nada que ver con los testamentos ni con las “cartas de adiós” a los familiares ni con las declaraciones firmadas a los jueces que dejan los suicidas.

El primer jisei del que se tiene constancia es del poema del Príncipe Otsu, hijo del emperador japonés Tenmu Tennō, fallecido en el año 686. Este, acusado de traición por sus propios hermanos al supuestamente intentar hacerse con el poder tras la muerte de su padre, redactó un breve poema justo antes de ser ejecutado.

Basado en las ideas sobre la muerte difundidas por el sintoísmo y posteriormente por el budismo japonés el jisei se hizo frecuente entre las élites niponas. Está conformado por treinta y una moras(que en español asociaríamos con sílabas, sin ser exactamente lo mismo) ordenados en cinco versos con 5-7-5-7-7 moras respectivamente, aunque en ocasiones se puede ver simplificado en forma de haiku.

 

 

JISEI (辞世の句 )

Aunque las malvas,

cubran mi cuerpo blanco,

yo estaré ahí.

Desnudo de esta vida,

liberadas mis alas.

 

 

ME ENAMORÉ PORQUE ME DEVOLVIÓ LA SONRISA

Hay un hombre
que a mí me ha vuelto loca
un hombre que sabe darme
lo mejor de sí mismo.

Por qué hay hombres
que con un beso saben
borrar las tristezas.

Hombres que con solo
su presencia te llenan
el corazón y las letras.

Hombres que te abrazan
y desaparece el mundo,
hombres que no te ofrecen
la luna, pero te dan su alma
su vida, su realidad.

Hombres que no solo hacen el amor,
que juegan en la cama,
donde la ternura se les escapa
por las manos.

Hombres que te hacen vivir.

815d8aed3c3cb09975c7be3c446e3e5b

TÚ ALMA Y LA MÍA

Me he quedado con ganas

de decirte que te amo

con todo el corazón.

Siento que cuando te bese

saborearé el paraíso,

que en tu carne

hallaré mi hogar,

que tú alma y la

mía estarán unidas

Es como si estuvieras aquí conmigo,

puede caerse el mundo entero,

que yo seguiré bailando

en el eco de tu sonrisa.

a716d5830d867501338826369a7f5637

 

COMENZANDO DE NUEVO

Todo fue tan bonito cuando nos conocimos,
amor a todas horas, mañanas de besos
interminables, tatuajes de amor en 
el corazón.

Pero sin darme cuenta fuiste cambiando,
ya no cogías el teléfono, los WhatsApp
se quedaban horas sin leer.

Cuánto más feliz te sentías tú
más desgraciada estaba yo.

No te dabas cuentas
de que me tenías abandonada,
creías que me hacías feliz
y por más que te hablaba
nada entendías.

Era como hablarle
a un campo yermo,
a un piscina vacía,
me fui alejando,
tú te fuiste acercando
y el miedo me impelió
a salir con la maleta
a otras calles, a mirar
otra manera de vida.

Ahora no hay móvil,
lo tiré a la basura,
en la cocina tomando café
me siento feliz de nuevo.

49750983_2328258133851971_3925111654798327808_n

BESO POR ESCALÓN

Me besaste profundamente,
correspondí con vehemencia,
me di cuenta que había
encontrado el amor
que jamás creí que podría
tener.

Una estrella brilla
en la calle haciendo
que los dos nos quedemos
mirando aquel bar donde
tanto hemos hablado.

Te cojo de la mano
te llevo a casa,
escaleras de caracol
un beso por escalón.

La urgencia hace
que no pasemos del pasillo
hacemos allí mismo el amor,
besos, mordiscos se entrelazan
con pasión.

Deleite sensual
en aquel pasillo blanco
un vínculo formado
entre dos personas
que transgreden
todas las normas.

Se ahogaron
en la dicha de sentirse,
se derramaron
como ríos cristalinos.

Desde el lado oscuro
nos volvemos lobos
nos mordemos,
jugamos a pelearnos
las uñas se hincan
en la piel.

Nos respiramos, nos olfateamos
vamos a la cama y allí
nos acometemos con furia
nos entregamos
hasta perder el sentido.

Entre el éxtasis
y la luna creciente
de la ventana,
nos envuelve el clímax.

 

cats7777777777

POESÍA JAPONESA (詩歌)—TANKA(短歌 TAN-KAH)

El término tanka, significa en su versión más antigua, algo tan conciso como: poema corto (短詩). El tanka es un poema escrito en dos estrofas seguidas sin interrupción con una métrica de: 5-7-5-7-7 (treinta y un sílabas japonesas)
Las primera (estrofa) está compuesta con los tres primeros versos y es el auténtico origen del haiku, con sus diecisiete onjis (sílabas japonesas) y separados de las dos últimas líneas recibiendo originariamente el nombre de hokku.
Tiene en el tercer verso -el pivote- este debe contener palabras que enlace imágenes en el kami-no-ku (o verso superior) y el shimo-no-ku (o verso inferior).
el Tanka lo creo Masaoka Shiki.

TANKA(短歌 tan-kah)

 

Llueve en la noche

bajo el soportal besos,

las bocas ávidas

buscan la piel desnuda

en el rincón oscuro.

2ac46ffb4ee3a90ba2486eed99863724