POESÍA JAPONESA(詩歌)—HAIKU (俳句)

Bueno amigos míos, como ya os he explicado anteriormente, un haiku (俳句) es un poema corto (Waka) japonés, la métrica es de 5-7-5-. (Para la métrica tenéis que tener en cuenta la sinalefa y la tilde, si la palabra es aguda añade una sílaba, si es esdrújula resta). Habla de la naturaleza, del cambio de estación, de cosas cotidianas, de la emoción al captar el instante, no admite subjetivismos, ni lirismos, los poemas japoneses no llevan rima jamás. Tiene kigo (季語), significa : estación del año, ya sea de manera directa ( invierno, primavera…) o indirecta ( nevada, cerezos…) y kireji o corte de pensamiento, es decir, la tercera frase debe cortar a las dos segundas, hablando de otro tema. A veces para acompañar al haiku se pone una imagen esta se llama haiga (ハイは ). Espero que os sirva la explicación os animéis y hagáis muchos.

A veces para acompañar al haiku se pone una imagen esta se llama haiga (ハイは ). 
El haiku es: serenidad, paz, contemplación, una filosofía de vida que te transmite como el budismo zen.
Ser haikista implica vivir el momento, dejando atrás el pasado y viviendo cada paso como algo único, hermoso, impoluto e irrepetible. Espero que os sirva la explicación os animéis y hagáis muchos.😘🌸😘

HAIKU (俳句)

En la Provenza,

anda ella entre lavanda

y viñas verdes

Haijin Dori

Fotografía de Hobopeeba.

𝐀𝐃𝐈Ó𝐒, 𝐂𝐇𝐈𝐂𝐎

Son muchos días viendo
como se escapa mi risa,
de extrañar la persona que conocí,
no sé dónde ha ido
pero tú solo tienes su cara.

Adiós, chico,
sigo mi camino en esta
carretera de la vida,
cogeré un atajo y olvidaré
los días perdidos
con alguien que no lo merece.

Vi un cuervo sentado
en nuestra ventana, me decía: vete de aquí,
yo te guiaré.

Ven únete a la vida,
deja la muerte en la casa de la colina
rompe el móvil, tíralo.

Ahora tú tienes el dolor
es el precio a tu traición,
barato si piensas que me has hecho.

Adiós, chico, el cuervo
me lleva de la mano al comienzo
de la vida.

Ahora mi corazón no se mueve,
pero es mejor esperar,
¡ey chico! Mi corazón buscará
la manera de latir.

¡Ey, chico! Lo siento,
pero ahora da igual.
El cuervo me hablará.

Okiku el espectro del Castillo de Himeji 姫路城

LA LEYENDA DE OKIKU (お菊さん nombre que significa “crisantemo”)

September-Selection-17-Left-to-right-Ichikawa-Kodanji-IV-as-the-ghost-of-Okiku-Ichikawa-Danjuro-VIII-as-Yokoyam…-

Hace mucho tiempo, había una mujer llamada Okiku que trabajaba como sirvienta para lavar platos en el castillo de Himeji. Okiku era muy hermosa, y no pasó mucho tiempo antes de que llamara la atención de uno de los criados de su maestro, un samurai llamado Aoyama. Aoyama intentó muchas veces seducir a Okiku, pero cada vez rechazó sus avances.

Una de las labores de Okiku era estar  pendiente de diez platos dorados que eran de Aoyama, y un día, el samurái decidió esconder uno de ellos. Le dijo a Okiku que no accedía a irse con él, la culparía de robarse el plato, lo cual la llevaría a ser torturada y ejecutada.

Okiku se negó en redondo a pesar del terror que sentía. Aoyama, la tortura, intenta ahogarla y finalmente la arroja al pozo.

En la víspera de la muerte de Okiku, se dice que se arrastró fuera del pozo y se le aparecía a Aoyama durante la noche. El samurái se volvió loco por los gritos del espíritu vengativo en la noche, ella se encontraba contando los platos del calabozo… volviéndose violenta al darse cuenta que el décimo plato estaba ausente.

4-15

No mucho después, el fantasma de Okiku fue visto vagando por los terrenos del castillo. Noche tras noche, ella se levantaría del pozo y entraría en la casa de su amo, buscando el plato perdido. Contaría los platos: “Uno … dos … tres … cuatro … cinco … seis … siete … ocho … nueve …” Después de contar el noveno plato, soltó un grito espeluznante que se escuchó en todo el castillo. Ella atormentaba a Aoyama de esta manera, todas las noches, robándole su descanso. Los que escucharon parte del conteo de Okiku se pusieron muy enfermos. Los que tuvieron la mala suerte de escucharla contar hasta nueve murieron poco después.

Screenshot_3

 

Finalmente, el señor del castillo decidió que había que hacer algo con respecto al fantasma de Okiku. Llamó a un sacerdote y le pidió que rezara por ella y ejercitara su espíritu. El sacerdote esperó en el jardín toda la noche cantando suttras. Una vez más, el fantasma de Okiku salió del pozo. Ella comenzó a contar los platos: “Uno … dos … tres … cuatro … cinco … seis … siete … ocho … nueve …” Tan pronto como Okiku contó el noveno plato, y antes de que pudiera gritar, el sacerdote gritó: “¡DIEZ! El fantasma de Okiku parecía aliviado de que alguien hubiera encontrado el plato perdido. A partir de entonces, ella nunca volvió a perseguir el castillo.

Yōkai-mujer

Representación gráfica de un Yōkai mujer.

He cogido alguna información de: Solusan

SILABARIO JAPONÉS Y OTRAS COSILLAS

Hay personas que tienen dudas sobre el diptongo o el hiato y confunden nuestro alfabeto con las letras japonesas.
Voy a explicarlo lo más fácil y ameno posible.

¿Qué es un diptongo?
Un diptongo son dos vocales que forman una sola sílaba.

Si hay dos vocales juntas y una de ellas, o las dos, es débil (i, u) puede ser un diptongo. Es decir, una sola sílaba:
piensa (2), rei-no (2), pues-to (2), pausa (2).



¿Qué es un hiato?

Un hiato son dos vocales seguidas que forman dos sílabas.

Cuando hay dos vocales fuertes juntas siempre hablamos de hiato, porque esas dos vocales pertenecen a dos sílabas distintas:
pe-ón (2), lo-ar (2), ca-os (2), ra-le-a (3)

En el caso de que haya una vocal débil pero esta sea tónica (lleve tilde), se deshace el diptongo, se convierte en hiato y ya tenemos dos sílabas:
-o (2), ca-í-da (3), -a (2), a-úna (3).

Esto hay que aprenderlo para poder escribir poemas con métrica.

El alfabeto español está formado de 27 letras y 5 dígrafos o combinaciones de dos letras, según la gramática oficial de la Lengua Española. Las letras del alfabeto o abecedario son 27 desde el año 2010 y el número es el mismo para todos los países de habla española.

El sistema de escritura japonés no es alfabético, por lo que es incorrecto llamar al conjunto de sus letras “abecedario japonés” o “alfabeto japonés”

¿Cómo debemos llamar al conjunto de letras japonesas entonces? El sistema de escritura japonés en realidad combina dos sistemas de escritura: el silábico y el ideográfico. A las letras silábicas se les llama kana (かな) y a las letras ideográficas ses les llama kanji (漢字). A su vez, en japonés existen dos conjuntos de letras silábicas, llamadas silabarios, que se llaman hiragana y katakana. A continuación tienes una tabla de estos caracteres:

Screenshot_2

Oficialmente en la escuela japonesa se enseñan 2163 kanji.

El origen del silabario hiragana se compone de 46 símbolos, 45 de los cuales representan sílabas formadas por una vocal y una consonante o una única vocal. Tan solo la grafía n” () puede ir sola. Las combinaciones silábicas del hiragana pueden llegar a formar hasta 104 caracteres distintos. 

Katakana o silabario se usa, mayoritariamente, para transcribir fonéticamente palabras de origen extranjero (inglés y otros idiomas que han influenciado Japón). Un ejemplo de ello es la palabra café en inglés,Coffee”, escrita “コーヒー en katakana y que un japonés pronunciaría comocoohii.

Screenshot_1

Obviamente he puesto solo unos pocos kenjis, ya que es muy extenso.

Orientación

El japonés se puede escribir en dos direcciones. Por un lado, podemos escribir en la dirección del español, es decir, de izquierda a derecha en horizontal y, por otro lado, podemos escribir de derecha a izquierda en vertical.

Espero que os haya gustado el post.

POESÍA JAPONESA—JISEI: UN POEMA DE DESPEDIDA (辞世の句 )

Escribir poemas en el umbral de la muerte es una costumbre tradicional japonesa bastante habitual, aún en nuestros días. Este subgénero se llama jisei (“poema de despedida de la vida”) y no tienen nada que ver con los testamentos ni con las “cartas de adiós” a los familiares ni con las declaraciones firmadas a los jueces que dejan los suicidas.

El primer jisei del que se tiene constancia es del poema del Príncipe Otsu, hijo del emperador japonés Tenmu Tennō, fallecido en el año 686. Este, acusado de traición por sus propios hermanos al supuestamente intentar hacerse con el poder tras la muerte de su padre, redactó un breve poema justo antes de ser ejecutado.

Basado en las ideas sobre la muerte difundidas por el sintoísmo y posteriormente por el budismo japonés el jisei se hizo frecuente entre las élites niponas. Está conformado por treinta y una moras(que en español asociaríamos con sílabas, sin ser exactamente lo mismo) ordenados en cinco versos con 5-7-5-7-7 moras respectivamente, aunque en ocasiones se puede ver simplificado en forma de haiku.

JISEI (辞世の句 )

Cuando me vaya

no oiré la bella lluvia

en mí caer.

Hoy partiré en silencio

en el tren de la muerte.

Plena la aurora

están los crisantemos,

hoy esperándome.

Todo en trozos se rompe

no podré ver tus ojos.

No sé nada acerca de cómo superar a otros. Sólo conozco el modo de superarme a mí mismo”.
-Bushido-