FEMINISMO, MUJER JAPONESA EN LA LITERATURA

                                                                               Mujeres, sociedad y arte en el Japón

Desde que, a mediados del siglo VI, se inició la penetración del budismo en
Japón y comenzó a llegar una intensa oleada de influencias de la cultura china
que fueron calando a lo largo de los periodos Asuka (552-645), Hakuhō (645-
710) y Nara (710-794)11, la mujer japonesa fue perdiendo paulatinamente el
relevante estatus que poseyó en los albores de la civilización nipona hasta quedar sometida a las estructuras de un potente sistema patriarcal12. Sin embargo, no quedó excluida de la práctica privada de actividades artísticas, si bien tal
dedicación solo fue patrimonio de las damas de los más altos y privilegiados
estratos de la sociedad.

Por ello se inventó un sistema simplificado con caracteres que expresaban sonidos,
conocido como hiragana, un silabario que se denominó onnade (lit. «mano de
mujer»), en oposición a la escritura de los kanji, llamada otokode (lit. «mano
de hombre»). No está claro quién y cuándo se inventó este silabario, pero lo
que es cierto es que las educadas mujeres de Heian escribían todos sus textos
en hiragana. Fueron estas damas quienes redactaron algunas de las obras más
sobresalientes de la literatura no solo japonesa sino universal. Tuvieron gran
protagonismo en el desarrollo de los nuevos géneros literarios que por entonces
vieron la luz, como cuentos y novelas –denominados monogatari
17–, ensayos y diarios, y por supuesto practicaron el tradicional género lirico, en particular
el waka, (poema japonés?

Las fuentes históricas
y literarias confirman que cultivaban la música, las artes y, en especial, la
literatura. Aunque estas damas tenían acceso a la misma educación que los
hombres, para ellas estaban vetado el estudio de los kanji, ideogramas de origen
chino que Japón adaptó como sistema de escritura a partir del siglo VI.

Murasaki Shikibu

Murasaki Shikibu (紫式部) fue una escritora, poeta y cortesana japonesa. Conocida mundialmente por ser la autora del Genji Monogatari, considerada no solo como la primera novela de la historia japonesa sino también como la primera novela moderna del mundo.

Nacida en el año 978, a mediados del periodo Heian de Japón, pertenecía a una familia de clase noble, emparentada con la poderosa familia Fujiwara.

Mujeres artistas en el periodo Edo

Pero la condición de la mujer japonesa y, por ende, su participación en
los ámbitos artísticos experimentó una profunda trasformación en el periodo
Edo24. Las razones de este fenómeno hunden sus raíces en los significativos
cambios de índole histórica, ideológica, social y cultural que experimentó
Japón en esta etapa.

Ahora las mujeres tenían la oportunidad de estudiar, ya fuesen ricas o pobres,
hubo un intenso desarrollo cultural y artístico, se abrieron numerosas escuelas

Particularmente en las terakoya o escuelas de
los templos, los hijos e hijas de los comerciantes y artesanos, e incluso de los
agricultores con elevado nivel adquisitivo, podían acudir para aprenden a leer,
escribir y contar e iniciarse en las normas de urbanidad. También estaban los
shijuku, escuelas de estándares educativos superiores.

Tal y como hemos visto, las situaciones y problemáticas que vivieron las
creadoras niponas del periodo Edo no difieren substancialmente de las que
experimentaron las mujeres artistas de la misma época en el mundo occidental; sin embargo, también tuvieron sus particularidades, fruto de los diferentes
condicionantes históricos, ideológicos y socioculturales.

Aunque las mujeres niponas vivieron en un contexto marcado por unas restricciones que fijaban sus funciones y limitaban su autonomía y en un sistema
patriarcal en el que carecieron del poder y de las posibilidades que tuvieron los
varones de la época, no por ello dejaron de tener la oportunidad de desarrollar

sin embargo, al leer sus biografías
podemos apreciar que se enfatizaba más su amable carácter, su piedad filial, su
fidelidad a sus esposos, su honestidad o su devoción religiosa, esto es, los rasgos
y valores propios que la moral neoconfuciana consideraba como esenciales en
las mujeres, que sus auténticas contribuciones al mundo del arte.

Ichiyo Higuchi

Ichiyō Higuchi (樋口 一葉)  fue la primera mujer escritora de la era moderna en Japón. Escribía bajo el pseudónimo de Natsu Higuchi (樋口 奈津).

Aya Kamikawa 

Aya Kamikawa (上 川 あ や) es una funcionaria municipal de la Tokio actual. Tras su elección en abril de 2003, se convirtió en la primera mujer abiertamente transgénero en luchar por un cargo electo en Japón, escribiendo artículos sobre los graves problemas que tienen las personas transgénero en Japón.
En la actualidad, su labor se centra en la lucha de los derechos de las mujeres, la infancia, los mayores, personas con diversidad funcional y el colectivo LGTB+.

Ya hace siete años que el presidente de Japón, Shinzo Abe, planteó en su programa para mejorar la economía japonesa que se facilitaría la inserción de las mujeres en el mercado laboral, sin embargo las tasas de empleo entre las mujeres continúan siendo bajas. Las japonesas enfrentan numerosas desigualdades y acosos que incluyen tocamientos en el transporte público, cosificación, escasa presencia femenina en la política. Lentamente empiezan a protestar con iniciativas como el movimiento #KuToo contra la obligatoriedad de usar altos tacones en el trabajo. 

Sinceramente, a pesar de la lucha de tantísimas mujeres, fuera y dentro de la literatura, Japón sigue siendo un país machista y patriarcal.

La sociedad japonesa es una sociedad con fuertes tradiciones, y una herencia cultural que a veces resultaría chocante para un occidental y esto quizás deberíamos tenerlo en cuenta, aunque estudiando el tema, sigo pensando que es un país extremadamente machista.

En fin, todavía falta mucho camino por recorrer para alcanzar un auténtico
conocimiento y una adecuada difusión de los logros de estas mujeres artistas
niponas. Valgan estas líneas como un sencilla aproximación a su importante
legado que tan poco se conoce en nuestro propio ámbito cultural.

Una persona feminista es cualquiera que reconozca la igualdad y la plena humanidad en mujeres y hombres.
Gloria Steinem.

Fuentes consultadas

Clark, T. (ed.), Hokusai: beyond the great wave [exhibition catalog], London, Thames
& Hudson, 2017. Davis, J. N., «Hokusai and Ōi: art runs in the family», 2017, The British Museum Blog, https://blog.britishmuseum.org/hokusai-and-oi-keeping-it-in-the-family/
(28/02/2019). Fister, P., Japanese… 

2 Rodríguez Izquierdo, F., El haiku japonés: historia y traducción, Madrid, Hiperión, 1999.
53 Donegan, P., e Ishibashi, Y., Chiyo-ni, woman haiku master, Boston, Tuttle Pub., 1998.
Fister. 
3 Shively, D. H., y McCullough, W. H. (eds.), The Cambridge history of Japan, vol. 2,
Heian Japan , Cambridge, Cambridge University Press, 2008. Elena Barlés Universidad de Zaragoza.


Haijin María

6 comentarios en “FEMINISMO, MUJER JAPONESA EN LA LITERATURA

  1. Pingback: FEMINISMO, MUJER JAPONESA EN LA LITERATURA – Luna en mengua

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .