Imágenes

VISITA A MIS TÍOS DEL PUEBLO 😂😂😂

Mi tío se sentó y dijo de contar un chiste, todos temblamos, te tenías que reír si o si, o la liaba y ¿cómo te reías de alguien que contaba chistes con cara de matarte?
Cómo sería que entró el perro y conforme vio a mi tío salió pitando, claro que también el gato huía, que mi tío siempre estaba: el día menos pensado hago gato frito y parecía que el gato lo había entendido.
Era de un carácter arisco, la malafollá le chorreaba como la grasa a las morcillas colgadas.

Al novio de mi prima lo tenía traumatizado al pobre, un día lo puso a cortar troncos, el chaval no podía ni con el hacha, mi tío se partía de la risa y le decía, mira el musculito, y más se reía, así que cada vez que van al caserío el pobre teme que le vuelva a dar el hacha.
También es que es blandito el chaval, está siempre ¡Qué frío! Vamos que este no conoce el frío de Finlandia, allí quedaría pajarito. Otra cosa que mi tío no le perdona es cuando fue el primer fin de semana; se puso a cantarles a las flores que había en la entrada, decía que así crecían antes.

El problema es que todas se secaron y mi tío dice que se cortaron las venas y dejaron salir la savia por no oír la voz que tiene.
La novia a veces se queja, dice que su novio va tan caliente, que se enciende la chimenea sola al arrimarse.
Entre unas cosas y otros estábamos entretenidos y a la vez con los dedos cruzados para que no nos tocara a nosotros.

Cuando mi tía dijo de comer, mi prima le preguntó con cachondeo, ¿Vas a poner la vajilla de porcelana? La mirada de mi tía hubiera matado a la mitad de los soldados de Napoleón sin despeinarse.
Puso unos platos tan bastos que le das a un burro en la cabeza y lo dejas trastornado para el resto de su vida.

Y, que sopa, parecía una pasta tan pegajosa que daban ganas de ponerse a arreglar todo lo que hubiera roto.
Todos los primos disimulando íbamos echando la pasta en servilletas que parecían de esparto, te limpias la boca con ellas y te has hecho un exfoliación, que ni en el mejor salón de belleza, la pasta que se había vuelto dura como el hormigón, con disimulo la echamos a la jardinera y si nos descuidamos hacemos dentro una escultura del muñeco que hace pis.

Mi tía estaba enfadada se le notaba porque las comisuras le llegaban a la barbilla, y los pelos del bigote se le rizaron, la mirada la tenía desenfocada, no sabíamos a quién miraba y todos acojonados.
Por fin trajo el segundo plato, un chuletón de un kilo por cabeza, por lo menos, acompañado con una guarnición de lo que según ella eran verduras y para nosotras el bosque de la Alhambra.
Lo que menos me gustó fue el brócoli, creo que fue la octava plaga de Dios a los egipcios y se les olvidó ponerlo.
Mi tío se tiró al chuletón como un miura al torero diciéndole ¡Te voy a comer cabrón!
Continuará…

article-0-0B9C8053000005DC-180_634x853

Las verduras de mis tíos. 😂😂😂

Anuncios

POESÍA JAPONESA (詩歌)—CHÖKA(短歌)

Como ya os he explicado en otras ocasiones, un chöka (短歌) es un poema que no lleva título ni admite rima como todos los japoneses, su métrica (連) es de : 5-7-5-7-7-, pero lo normal es hacerlo con esta: 5-7-5-7-5-7-7,  ya que podría confundirse con un tanka. Se puede hacer todo lo largo que uno quiera, siempre que acabe en katauta, es decir: 5-7-7-. Espero que os guste mis amigos y que os animéis a hacer uno.

 

CHÖKA(短歌)

 

En el requiebro

de ese pasional tango

tú y yo pegados

danzando en el camino

de la nostalgia.

De ese poema mágico

en la milonga;

erotismo salvaje

sale del cuerpo,

los acordes sonando

y se quejan y sangran.

tango-108483_960_720

SOY UNA MUJER

Allí en la playa te vi,
entre los fuegos artificiales
que iluminaban tu cara
mis piernas temblaron
mi boca trémula
fija en la tuya.

Grita la gente
pero apenas los oigo
mi respiración agitada
atrona mis oídos.
Quiero acercarme
decirte: no te conozco
pero sé que serás mío,
se me corre la vida
en los ojos al mirarte
más de cerca.
Mis pechos claman
por tus dedos.

Y me planto delante de ti
me engancho a tus ojos
parpadeas sin entender.
Mi mano acaricia
como sin darme cuenta
la tuya, como si no estuviese
temblando, como si todo
estuviera bien.

Me miras fijamente
tu boca se entreabre
tu respiración cae
sobre mis labios,
siento el beso,
dulce, suave,
como si estuvieses
besando a un bebé.

Miro sorprendida y dolida
Eres una niña me dices,
cómo si esto que siento
fuera de una niña,
quiero gritar y decirle:
¡Soy una mujer!
Pero él acaricia mi pelo
y se va, así, como si yo
no fuese bastante.

Como una bofetada
vuelve el griterío,
el sonido de la música,
dejo que el agua me
lama los pies,
me agarro las rodillas
las abrazo y lloro.

Siento una mano
en mi cabeza,
sé que es él,
se sienta a mi lado
en la arena fina
dorada como el sol
de la mañana.
Las entrañas se me encogen
cuando su boca, su saliva
se mezclan con la mía.

32560328_1907531242614958_2410585463287971840_n

CREO EN MÍ

 

Creo en nuevas oportunidades, en empezar de nuevo.
Creo en mí, con mis errores, mis defectos.
Creo que puedo amarme ya, que es tiempo de olvidar.
Creo en los ataques de risa y llanto, en la vida.
Creo en el arte de besar el cuello, de amar, en la sensualidad.
Creo en ti, en tus besos, en tu risa alegre, en la alegría que me das.
Creo en el verano, en la magia de un helado entre los dos, en la mar, el aire, la sal y salitre.
Creo en perdonar y perdonarme, en dejar atrás mochilas pesadas.
Creo en los amigos de verdad, en los juegos, en las confidencias, tomar un café, besarte en la mejilla.
Creo en las hadas, en la magia, en mi libertad y sobre todo creo en ti y en mí.

CgWNZFmWwAAr3kk (1)

 

POESÍA JAPONESA(詩歌)——HAIBUN (俳文)

Hola, amigos míos, como ya os he explicado en otros post, es un poema japonés que combina la prosa con un Hokku, esta es la forma tradicional, ya que cuando comenzó a escribirse aún no se conocían los Haikus, ahora los dos poemas son válidos. 
El poeta japonés del s. XVII, Matsuo Bashō, fue uno de los pioneros en el cultivo de este género literario. Escribió haibun de gran calidad como sus crónicas durante sus numerosos viajes.  
El haibun permite a los poetas haijines compartir un contexto o escenario más amplio que un haiku o un hokku, y, explorar tópicos o historias en mayor longitud que en el poema corto individual.
Habitualmente los poemas japoneses no llevan título a excepción del Sedoka, pero pienso que la poesía no debe de ser tan estricta, así que, quien quiera ponerle título no pasa nada, en Inglaterra hay poetas que sí  ponen título al Haibun.
El Haibun muestra la yuxtaposición de los dos componentes normales de este tipo de escritura, la prosa y el verso, por eso a pesar de que algunos escritores ponen dos o más hokku o haiku, es algo desaconsejable, ya que distrae al lector y corta el relato en prosa que se está haciendo al poner en medio un poema.
Si necesitáis alguna explicación porque os apetezca hacer uno, aquí estoy siempre para vosotros.  🌸🌸🌸

 

HAIBUN (俳文)

 

Era una mañana luminosa, una ligera brisa movía las hojas de los árboles, mil colores rodeaban el lago, ocres, naranjas, amarillos, rojos, brillaban como la estación que entraba.
Iba quedando una estela de hojas en el suelo, un camino crujiente por donde pasaban conejos, ardillas cogiendo la comida que les haría falta en invierno, pequeños ratones y cientos de animalillos más. 

Se oía el sonido de cientos de pájaros en los árboles, aleteos y cantos, que, junto al rumor del agua, pareciere un bosque mágico donde cualquier criatura pudiera salir en cualquier momento, un hada, quizás una élfica.
Tumbada cerca del lago con una taza de café al lado y un buen libro, me sentía en un mundo solo mío, donde mi imaginación podía hacer lo que quisiera.

De pronto se oyó el más maravilloso sonido que yo había oído, era una melodía hermosa, dulce y triste, que llegó a todos los rincones, el bosque se hizo silencio, aquella melodía traspasaba el alma.

Su armonía llena de magia de pronto cambió al sonido de unas campanas tiñendo, dándolo todo en un lamento plañidero lleno de tristeza y alegría a la vez.

Me levanté sorprendida y miré al lago, ¡Era un cisne quien entonaba aquella maravillosa melodía!

Su pareja a su lado, tenía la cabeza entre el ala, mostrando su pena.

Y, de pronto vi como aquel hermoso cisne caía blandamente al agua muerto. La tristeza me embargó y el bosque con su silencio acompañó el duelo.

Poco a poco todo retornó a la normalidad, el otro cisne se fue y sin darme cuenta tarareé una canción de amor por él.

Cogí la taza de café, el libro y sintiéndome una persona privilegiada por haber contemplado aquel sagrado momento de la naturaleza, di gracias a Pachamama y volví a casa.

descarga

Y, cantó el cisne

en aquel lago azul.

Cayó una hoja ocre.

swan-982620_960_720

El cisne no canta, ni segundos antes de morir, ni cantó segundos después de nacer, ni nunca.
Como mucho, emite un sonido ronco, que nada tiene de musical. Como bien creo que sabéis.
El cisne es elegante y muy hermoso, pero no tan romántico como la literatura nos lo pone, tiene una mal genio que le hace estar solo, únicamente va acompañado de su pareja de la que no se separa hasta morir, puesto que es monógamo.

Un abrazo de luz para todos.

Haijin María.

POESÍA JAPONESA (詩歌)—HOKKU(発句)

Matsuo Bashō, poeta muy afamado del haikai, independizó el hokku del Haikai-no-Renga, (es una de las formas de poesía tradicional japonesa) agregándole, según varios eruditos, una cota de “espiritualidad”, “lirismo” “subjetivismo” etc.

De esta manera el hokku se transformó en otro estilo de poesía japonesa, considerado como una derivación del Haikai-no-Renga, e indirectamente del haikai.

Este poema habla de naturaleza, lleva kigo (estación del año) indirecta o directamente. La métrica es de : 5-7-5-, admite algo de lirismo y subjetivismo, pero nada de (encajes de nubes, o besan las olas) eso lo dejamos para el müki. Hay que escribirlos de tal manera que al cerrar los ojos uno vea lo que se describe perfectamente.
Espero os guste y os animéis a hacer uno.

 

 

 

HOKKU(発句)

Muge la vaca

en los hermosos Alpes.

Otoño calmo.
cow-1615890_960_720
En el crepúsculo

el tigre observa humanos.

Tierras de estío.
nature-3288657_960_720
Entre la nieve

sobrevive la rosa.

Soledad roja.
rose-3240023_960_720
Haijin María.