Imágenes

SOY UNA MUJER

Allí en la playa te vi,
entre los fuegos artificiales
que iluminaban tu cara
mis piernas temblaron
mi boca trémula
fija en la tuya.

Grita la gente
pero apenas los oigo
mi respiración agitada
atrona mis oídos.
Quiero acercarme
decirte: no te conozco
pero sé que serás mío,
se me corre la vida
en los ojos al mirarte
más de cerca.
Mis pechos claman
por tus dedos.

Y me planto delante de ti
me engancho a tus ojos
parpadeas sin entender.
Mi mano acaricia
como sin darme cuenta
la tuya, como si no estuviese
temblando, como si todo
estuviera bien.

Me miras fijamente
tu boca se entreabre
tu respiración cae
sobre mis labios,
siento el beso,
dulce, suave,
como si estuvieses
besando a un bebé.

Miro sorprendida y dolida
Eres una niña me dices,
cómo si esto que siento
fuera de una niña,
quiero gritar y decirle:
¡Soy una mujer!
Pero él acaricia mi pelo
y se va, así, como si yo
no fuese bastante.

Como una bofetada
vuelve el griterío,
el sonido de la música,
dejo que el agua me
lama los pies,
me agarro las rodillas
las abrazo y lloro.

Siento una mano
en mi cabeza,
sé que es él,
se sienta a mi lado
en la arena fina
dorada como el sol
de la mañana.
Las entrañas se me encogen
cuando su boca, su saliva
se mezclan con la mía.

32560328_1907531242614958_2410585463287971840_n

Anuncios

CREO EN MÍ

 

Creo en nuevas oportunidades, en empezar de nuevo.
Creo en mí, con mis errores, mis defectos.
Creo que puedo amarme ya, que es tiempo de olvidar.
Creo en los ataques de risa y llanto, en la vida.
Creo en el arte de besar el cuello, de amar, en la sensualidad.
Creo en ti, en tus besos, en tu risa alegre, en la alegría que me das.
Creo en el verano, en la magia de un helado entre los dos, en la mar, el aire, la sal y salitre.
Creo en perdonar y perdonarme, en dejar atrás mochilas pesadas.
Creo en los amigos de verdad, en los juegos, en las confidencias, tomar un café, besarte en la mejilla.
Creo en las hadas, en la magia, en mi libertad y sobre todo creo en ti y en mí.

CgWNZFmWwAAr3kk (1)

 

POESÍA JAPONESA(詩歌)——HAIBUN (俳文)

Hola, amigos míos, como ya os he explicado en otros post, es un poema japonés que combina la prosa con un Hokku, esta es la forma tradicional, ya que cuando comenzó a escribirse aún no se conocían los Haikus, ahora los dos poemas son válidos. 
El poeta japonés del s. XVII, Matsuo Bashō, fue uno de los pioneros en el cultivo de este género literario. Escribió haibun de gran calidad como sus crónicas durante sus numerosos viajes.  
El haibun permite a los poetas haijines compartir un contexto o escenario más amplio que un haiku o un hokku, y, explorar tópicos o historias en mayor longitud que en el poema corto individual.
Habitualmente los poemas japoneses no llevan título a excepción del Sedoka, pero pienso que la poesía no debe de ser tan estricta, así que, quien quiera ponerle título no pasa nada, en Inglaterra hay poetas que sí  ponen título al Haibun.
El Haibun muestra la yuxtaposición de los dos componentes normales de este tipo de escritura, la prosa y el verso, por eso a pesar de que algunos escritores ponen dos o más hokku o haiku, es algo desaconsejable, ya que distrae al lector y corta el relato en prosa que se está haciendo al poner en medio un poema.
Si necesitáis alguna explicación porque os apetezca hacer uno, aquí estoy siempre para vosotros.  🌸🌸🌸

 

HAIBUN (俳文)

 

Era una mañana luminosa, una ligera brisa movía las hojas de los árboles, mil colores rodeaban el lago, ocres, naranjas, amarillos, rojos, brillaban como la estación que entraba.
Iba quedando una estela de hojas en el suelo, un camino crujiente por donde pasaban conejos, ardillas cogiendo la comida que les haría falta en invierno, pequeños ratones y cientos de animalillos más. 

Se oía el sonido de cientos de pájaros en los árboles, aleteos y cantos, que, junto al rumor del agua, pareciere un bosque mágico donde cualquier criatura pudiera salir en cualquier momento, un hada, quizás una élfica.
Tumbada cerca del lago con una taza de café al lado y un buen libro, me sentía en un mundo solo mío, donde mi imaginación podía hacer lo que quisiera.

De pronto se oyó el más maravilloso sonido que yo había oído, era una melodía hermosa, dulce y triste, que llegó a todos los rincones, el bosque se hizo silencio, aquella melodía traspasaba el alma.

Su armonía llena de magia de pronto cambió al sonido de unas campanas tiñendo, dándolo todo en un lamento plañidero lleno de tristeza y alegría a la vez.

Me levanté sorprendida y miré al lago, ¡Era un cisne quien entonaba aquella maravillosa melodía!

Su pareja a su lado, tenía la cabeza entre el ala, mostrando su pena.

Y, de pronto vi como aquel hermoso cisne caía blandamente al agua muerto. La tristeza me embargó y el bosque con su silencio acompañó el duelo.

Poco a poco todo retornó a la normalidad, el otro cisne se fue y sin darme cuenta tarareé una canción de amor por él.

Cogí la taza de café, el libro y sintiéndome una persona privilegiada por haber contemplado aquel sagrado momento de la naturaleza, di gracias a Pachamama y volví a casa.

descarga

Y, cantó el cisne

en aquel lago azul.

Cayó una hoja ocre.

swan-982620_960_720

El cisne no canta, ni segundos antes de morir, ni cantó segundos después de nacer, ni nunca.
Como mucho, emite un sonido ronco, que nada tiene de musical. Como bien creo que sabéis.
El cisne es elegante y muy hermoso, pero no tan romántico como la literatura nos lo pone, tiene una mal genio que le hace estar solo, únicamente va acompañado de su pareja de la que no se separa hasta morir, puesto que es monógamo.

Un abrazo de luz para todos.

Haijin María.

POESÍA JAPONESA (詩歌)—HOKKU(発句)

Matsuo Bashō, poeta muy afamado del haikai, independizó el hokku del Haikai-no-Renga, (es una de las formas de poesía tradicional japonesa) agregándole, según varios eruditos, una cota de “espiritualidad”, “lirismo” “subjetivismo” etc.

De esta manera el hokku se transformó en otro estilo de poesía japonesa, considerado como una derivación del Haikai-no-Renga, e indirectamente del haikai.

Este poema habla de naturaleza, lleva kigo (estación del año) indirecta o directamente. La métrica es de : 5-7-5-, admite algo de lirismo y subjetivismo, pero nada de (encajes de nubes, o besan las olas) eso lo dejamos para el müki. Hay que escribirlos de tal manera que al cerrar los ojos uno vea lo que se describe perfectamente.
Espero os guste y os animéis a hacer uno.

 

 

 

HOKKU(発句)

Muge la vaca

en los hermosos Alpes.

Otoño calmo.
cow-1615890_960_720
En el crepúsculo

el tigre observa humanos.

Tierras de estío.
nature-3288657_960_720
Entre la nieve

sobrevive la rosa.

Soledad roja.
rose-3240023_960_720
Haijin María.

SENTIRES DEL ALMA

 

 
Lágrimas de hielo
resbalan lentamente,
amores perdidos
poemas inacabados;
un cielo negro
invade mi cuerpo
un aire fresco me
recorre.

Quiero ser agua
para bañarme y sentir
un sueño húmedo,
pero solo soy viento
que se arrastra.

Quisiera que me vieran sonriente
sobre una vida en calma
para que me sientan como
éter de lo azul que me
calienta el alma.

Pero solo soy sombras,
de un lugar pasado
donde cartas de amor
se atan con lazos negros,
mientras me recuesto en mi cama.

5282cec085edfe141e833ecb8fb956c3

POESÍA JAPONESA(詩歌) SEDOKA(旋頭歌)

Hola amigos míos, ya conocéis el sedoka, pero daré una somera explicación para los seguidores nuevos. Este estilo fue registrado en Man’yōshū por Kokin Wakashu.
El sedoka tiene una métrica de: 5-7-7-5-7-7.
Lleva título, se escribe sin rima, ningún poema japonés la admite. Y habla de todos los aspectos de la vida.

Hay tres tipos de sedoka: de seis líneas seguidas, de pregunta y respuesta, en la que en la primera katauta se pregunta y en la segunda se responde y el de dos katautas ( katuta significa “medio canción”, es decir: 5-7-7), en este último lo que escribes en el primer poema tiene que tener consonancia con lo que escribes en el segundo y a la vez ser independientes.
El poema de hoy es de seis líneas seguidas, espero os guste.

 


NOCTURNO
 
 
 
El grillo canta

en la hechizada noche

coplas a la luna alba.

Estrellas brillan,

al ritmo de la música

es la magia nocturna.
 P_Azul

LA MISERIA DE LA COBARDÍA

Brilla el bordillo de la acera,
a la luz de la farola,
la noche se hace locura,
en esta ciudad de soledades
acompañadas.
 
Los ojos aunque quieran
no pueden ver las estrellas,
que el cielo está vestido de humo,
y la vista la hace ciega.
 
Que en esta ciudad nos
vamos haciendo jirones
de tristezas, que no se habla,
se apagó la voz en las calles.
 
Hace tiempo que se desnudó
la miseria, que se deja ver
tal cual es ella, ya no oculta
su sordidez, ahora la luce,
como vestido de gala en fiestas
de poderosos moviendo hilos,
jugando a ser dioses de personas,
que actúan aleladas delante
de un portátil, ¡Pero, que calles
tan solitarias!

Luce la noche en la ciudad,
tan desoladora, tan puta,
tan egoísta, y los gatos
se esconden al ver a los paseantes,
saben ya de sus patadas, de su ira.

Qué oscura se ha vuelto la vida,
la cobardía en plena rotonda sonríe,
sabe que ha ganado la partida, esto
se ha convertido:
en un cementerio de almas perdidas.
 a716d5830d867501338826369a7f5637

 

POESÍA JAPONESA(詩歌)—MÜKI (向き)

Shintaishi

La poesía moderna, llamada gendaishi, nació de la mano de Shimazaki Toson (1872-1943), escritor naturalista, quien creó la poesía shintaishi (nueva forma) o shi.
En rebeldía contra la vieja tradición de poemas cortos de estructura fija, como haiku y tanka, sus versos tienen longitud y ritmo libres. Este poema es creación de Ippekiro Nakatsuka ( Meiji 1887-1946) aproximadamente en 1915 en Kyoto (Japón). Dicen del Müki que es un Haiku expulsando la rigidez de 17 sílabas e inició “la forma libre Haiku”. (Rechazando el uso de los kigos, aunque puede tener kireji en el tercer verso como el haiku tradicional). En 1915 fundó en Kyoto un club de poetas de haiku decididos a romper estándares. Acuñaron la expresión kaiko para una modalidad de haiku en tres versos en los que es irrelevante el número de sílabas así como la alusión a una estación del año concreta.

Es decir, un Müki puede tener una métrica de 5-9-5 aunque a mi personalmente me gusta mantener la mètrica de 5-7-5- de los poemas cortos (短い詩) japoneses.

MÜKI (向き)

 

Entre los árboles

melancólica luz.


¡Qué silencio hay!

f975397f84ab56ffc63d6df965d80553

 

Desde ese banco

contempló las sakuras,


mi amor se fue.

22e859aa8c6f2e2443453ebda48114f7

Soy la gaviota

qué danza sobre el mar,


mi alma se embriaga.

e1fe8dae98c113027c51a129224a8ca1

Haijin María.

 

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.
» Rabindranath Tagore  (1861-1941) Filósofo y escritor indio

¡NO ME DEJES!

Camino por la calle, 
como una loca voy 
detrás de ti. 
Acompaso mis andares, 
y mis dedos se estiran, 
para tocar tu hermoso pelo. 
Tengo el sabor de tu saliva 
aún en mi boca, aún tengo 
tu piel sudorosa pegada 
a la mía. 

¡Y, te vas! Así, como si nada, 

como si esto nuestro no 
te importará. 
¿Cuánto tendré que arrastrarme? 
¿Cuánto dejaré que me humilles? 
Oigo tu voz a través de 
los latidos de mi pulso, 
córtame en pedazos, 
corta mis venas, quítame 
la vida. 

Pero quédate conmigo, 

deja que nos unamos, 
como el mar y el cielo. 

Y, apoyada en aquella 

pared, te dejo ir, y sé, 
que no volveré a verte. 
Y solo quiero ver aquel; 
cementerio de los lirios azules.

girl-1828536_960_720