TUS MUSLOS, SABEN A ROMERO

Mis dedos te recorren,
igual que mis ojos las miríadas
de estrellas.

Y lleno de amor con hilos de
cristal, te bordo un bolero,
en tus muslos con aroma a romero.

Entre dos luces tu cuerpo
me haces estremecer,
vivo colgado de tu aliento,
estallo lleno del fuego del
universo.

Tú piel dibujada por los dioses,
se hizo luna, se hizo lucero.

Mi amor es tal que al ver
tu cabello cristalino desordenado
por el viento, siento que quiero
ser tu asidero.

Mis pupilas embelesadas,
estallan como hielo y fuego,
al ver algo tan bello.

Quiero sentirme tuyo,
en esta danza eterna del universo,
quiero ser tu punto de partida,
quiero ser eterno.

 

f1589af4