PACHAMAMA

Pertenezco a la tierra
a los susurros de los ríos,
pertenezco a las aves,
a la sonrisa de un niño.

Soy mar y espuma,
soy arena y palmera,
soy aquellos ojos marrones,
como la miel de tus labios.

Soy volcán que arde,
tierra seca, tierra en el
que el verde lleva aromas
de vida.

Soy espíritu del bosque,
que quiere abarcar el alma:
del enfermo, del sano,
de aquel que no tiene que comer,
del bueno y del miserable.

Déjame madre tierra, ser
su sostén, sus brazos amables.

Por que madre yo me doy, pero
por más que busco, solo encuentro vacío,
soledad de construcciones gigantes,
de humo y coches, cabezas gachas,
soledad en esa calle de las sombras negras,
donde la pasión se desahoga de manera barata,

Déjame madre estar contigo, creer en ti,
porque solo a tu lado me siento viva.

Porque quiero ser persona y ni persona soy,
porque quiero ser amante y ni amor tengo,
porque quiero verdades y no mentiras.

Porque susurraron mi nombre
y la tierra lo tragó, porque mis
alas las cortaron, déjame madre,
ser naturaleza, ser río, ser agua,
que fluye en las tierras baldías.

08F