CUÁNDO LA VIDA DUELE

Cansancio infinito
en un cuerpo destrozado
por tanto sufrimiento.
Con el paso lento, muda
va avanzando por tu cuerpo,
como las olas del mar
avanzan hacía la arena,
ese mar que adoras,
que aún te hace sonreír.
Quisiera ser tu cura,
ser un gran barco
que te llevara a la orilla,
pero solo soy una pequeña
barcaza astillada, varada
en la arena.
Siento frío, me arranco las
entrañas a golpe de angustia
de impotencia;
Tu dolor es el mío,
miro tus ojos transidos,
tu delgadez, tu cuerpo
antaño tan pleno, destrozado.
¡Grito a la puta enfermedad!
¡Vete! ¡Déjalo en paz!
Pero no escucha, es sorda
y ciega.

serge-marshennikov-1

Pintura de Serge Marshennikov.