HACE EONES, AMOR

En la esfera celeste
explotaron supernovas
cuando mis piernas firmes
se abrieron apoyando
los pies en el suelo,
la tierra se estremeció
al sentir el delirio
de mi cuerpo.

Besar tus pies, amor,
acariciarlos, morderte
las piernas, encenderte,
hasta que estalles.

Nos integramos
con tal fuerza que brilló
el astro más hermoso,
iluminando con un rayo
la hermosa luna nuestra piel brillante
de sudor.

Nos seducimos con la mirada
plena de ansiosa pasión,
tu mano en mi monte
acaricia lentamente
haciendo que sienta
un momento de felicidad
tal, que las estrellas
mirarán y les enseñaremos el
amor.

Tú, el ángel negro
me atrapas con tus piernas,
sé que soy tuya hasta que el infierno nos llame,
a veces presiento que ya has sido mío,
en otras vidas, en otros cuerpos.

Hace eones susurras,
besas mi boca largamente
entre el gemido de la Petite mort,
besos llenos de melodías
de mil placeres microscópicos,
que van haciéndose más grandes,
y nos hicimos amanecer
en pleno ocaso.

304a4338355231366872

Pintura de 寫實的筆觸 Chris Dellorco繪畫

BESO POR ESCALÓN

Me besaste profundamente,
correspondí con vehemencia,
me di cuenta que había
encontrado el amor
que jamás creí que podría
tener.

Una estrella brilla
en la calle haciendo
que los dos nos quedemos
mirando aquel bar donde
tanto hemos hablado.

Te cojo de la mano
te llevo a casa,
escaleras de caracol
un beso por escalón.

La urgencia hace
que no pasemos del pasillo
hacemos allí mismo el amor,
besos, mordiscos se entrelazan
con pasión.

Deleite sensual
en aquel pasillo blanco
un vínculo formado
entre dos personas
que transgreden
todas las normas.

Se ahogaron
en la dicha de sentirse,
se derramaron
como ríos cristalinos.

Desde el lado oscuro
nos volvemos lobos
nos mordemos,
jugamos a pelearnos
las uñas se hincan
en la piel.

Nos respiramos, nos olfateamos
vamos a la cama y allí
nos acometemos con furia
nos entregamos
hasta perder el sentido.

Entre el éxtasis
y la luna creciente
de la ventana,
nos envuelve el clímax.

 

cats7777777777

SEDA ENTRE MIS PIERNAS

Eres el dueño de mis fantasías
más lujuriosas,
solo pensarte haces
que me estremezca.

Quiero recorrerte
con la punta de mi lengua,
acercarte a mí como
una serpiente sinuosa.

Sentir tus manos
en mis pechos enhiestos
rozándolos con tus dedos.

Cae sobre mí un camisón
de seda que queda
pegado a mi vientre
a mis piernas,
plateado como el mar
en la noche de luna llena.

Mis manos acarician
la suave tela,
cierro los ojos y veo tu boca
esa que en la distancia me besa.

Sexo del corazón más ardiente,
que te busca y desea.

El frenesí me delata
pienso en ti amor mío
mientras el clímax me recorre.

Me hace sentir como un río
recorriendo la vida
dejando que fluya,
entre mis muslos.

1

ornamento2

María.

ARABESCOS EN MIS PIERNAS

Bendito tu cuerpo
que me hace sentir
un volcán candente.

La lava va descendiendo
entre mis muslos,
tus dedos hacen
arabescos en mis piernas.

Bajo las capas del cielo
capas de pasión y suspiros,
mi luna que derramas
tu luz sobre nuestra piel
morena, nos bebes
el placer de esta noche
intensa.

Tú piel me sabe a sal
a olas embravecidas,
a menta, a la brea del barco.

Hay un hechizo perverso
en tu boca que me deja
con hambre.
El jadeo del chocolate
en mi piel, que tú comes
con fruición me va saciando.

Exploramos de nuevo
nuestros sexos con aromas
a fresa, y quiero morir
bajo tu cuerpo,
que nada exista más allá
del último trueno que deja
caer el líquido del oloroso
jazmín, con las miradas
aún turbias.

Sucumbimos así al más
maravilloso de los actos
el de pertenecernos, el de
la unión más profunda
entre gemidos en la
noche se oye un te quiero.

Nuestras manos se entrelazan
oímos a los insomnes,
a los lejos un blues
tú y yo como cuerpos celestes,
abrazamos la noche.

cats33333333333333333

ornamento2

María.

ENTRE MIS PIERNAS

Noto tu aliento en la nuca,
bajas por mi cuello
siento el latir de mis arterias,
tengo deseo en mis labios
y mis piernas temblando.

Tu piel y mi piel
se rozan, se aíslan
en esta habitación
donde la pasión habita.

Poemas me deja
tu lengua entre mis
piernas abiertas,
me haces el amor, mientras
me follas la mente,
y me siento marea
que arrasa la arena.

En la punta de mi lengua
un té quiero, en la tuya
una serpiente se enreda
entre mis dientes;
tocándolos uno a uno,
tú, dentro de mí,
tu lengua en mi boca.

Y deseo matarte a besos
o matarnos los dos a deseos
a delirios, a follarnos.

Vamos a morir estrellando
nuestros anhelos en nuestros
cuerpos, orgasmos a piernas
abiertas, a labios que jadean,
a noches de lujuria irracional.

Y esta noche los dos ganamos
una guerra haciéndonos el amor.
El sudor nos cubre,
el amor nos tapa como una sábana,
la noche se vuelve sueño,
a una canción de dormirnos.

Cuando despertemos
con el café en la mano
te comeré a besos,
y la guerra comenzará
entre el ruido de coches
allí en la cocina.

cats111

ornamento2

María.