¿SABES QUIÉN ERES? (RELATO CORTO TERROR)

La noche oscura sin estrellas y la luna escondida tras las nubes, daba impresión desde aquel callejón, la parte posterior de un restaurante donde ella acababa de terminar su trabajo.

Aligeró el paso quería salir de allí, la oscuridad la ponía nerviosa, por fin salió a una calle más iluminada, apenas había gente, echó a nadar, caminaba hacía su casa con pocas ganas, últimamente las noches se habían convertido en pesadillas.
Esos sueños la estaban matando, hasta en el trabajo el jefe le había llamado la atención de lo descentrada que estaba.

Abrió la puerta, empezó a encender luces, encendió la televisión, se echó una manta por encima y decidió que esa noche la pasaría en el sofá.
Los ojos se le cerraban, estaba cansada, el día pareciera que no terminaría nunca. Abrió los ojos de golpe las luces habían bajado de intensidad y la televisión tenía el volumen a tope.
Sobresaltada, con el estómago revuelto del miedo se levantó, quitó volumen y apagó las luces. Volvió a encenderlas y esta vez todo siguió oscuro.
Desde la televisión oyó: –no puedes huir, ya eres nuestra.
Gritó e intentó correr hacía la puerta de la calle, una férrea mano la sujetó del brazo.

———————

—¡Tú eres mía, jamás saldrás de aquí!
—¿Quién eres? Déjame ir, por favor, lloriqueo sin apenas fuerzas.
una risa siniestra se oyó en todo el piso.
—¿Irte? ¿Aún no lo ves? Y al mirar con el miedo en la mirada se hundió en un mundo negro como aquella noche. La casa estaba vacía, solo telarañas y polvo.
La risa volvió más cercana, una sombra negra avanzó hacia ella,
una capa negra envolvía aquel hombre de pelo negro, ojos oscuros,  pintados con una raya negra que los hacía aún más sombríos, y, al fijarse bien se dio cuenta de que podía ver a través de él.
—¿No lo recuerdas?
—Te quitaste la vida hace un año.
—¡No! ¡No es verdad! Hoy he ido a trabajar y la voz se fue esfumando entre polvo y muerte.
Y entonces recordó la bañera, su cuerpo inerte y el reguero de sangre.
Él la cogió, ven querida, ven, que te llevaré a tu sitio, a tu verdadera casa. —¡El infierno!

 

935f6301f437dc8c9421c093c7ffdc49

 

 

Anuncios

¿DÍA DE TODOS LOS SANTOS O HALLOWEEN?

santa-compac3b1a

Hay una hora en la noche, la más triste y fatídica; en ella los espíritus, fantasmas y visiones dejan sus ocultas moradas y vienen a este mundo a expiar sus culpas, bañando de terror las mentes de los sencillos labradores. Poco después de las nueve, empiezan a distinguirse en lontananza multitud de luces que, pausada y majestuosamente, caminan sin rumbo ni dirección fija. Apenas estas luces se divisan en la aldea, cuando un pánico terror se apodera de todos los vecinos; cierran las ventanas, atrancan las puertas, cada uno se encomienda al santo de su mayor devoción y entre la consternación y espanto general  se escuchan las voces de: ¡La campaña!

Esta historia no es una de las miles de leyendas de halloween también conocida como: Noche de Brujas, fiesta moderna de origen Celta, es muy al contrario una historia del periodista Claudio Cuveiro allá a mediados del siglo XlX. Así que esto demuestra que en nuestro país siempre se ha celebrado desde hace siglos la Noche de difuntos a Nuestra manera. 

Dice la historia que fueron los celtas los que nos dieron la idea de que durante la madrugada del 31 de octubre al 1 de noviembre, la delgada línea que separa los vivos de los difuntos dejaba de existir. Dice también que en este lugar del planeta el fuego y las castañas siempre han ayudado a pasar el trago. Así que ya sea  halloween o la fiesta de los difuntos es de todo menos norteamericana.

  la-historia-halloween-600x399

Hay leyendas que dicen que por cada castaña que comas un alma del purgatorio se salva, así que a comer castañas calentitas que está muy buenas. También las hay que dicen que si comes siete el número mágico atraerás la energía de la tierra. Pero no solo las castañas están presentes, también los huesos de santo, los buñuelos, esos boniatos asados tan ricos o en almíbar. 

img_como_hacer_castanas_asadas_16460_orig

Mi madre siempre nos contaba historias alrededor del brasero, nunca lo quiso quitar, mi padre aún sigue con él, me encanta sentarme a la mesa con el braserito, allí nos contaba historias que según mi mamá había sucedido. Os contaré una someramente para no hacerme pesada.

LA NOVIA

Una chica en el día de su boda, al dar el “sí quiero” cayó redonda y murió, el novio, sus padres todos estaban desolados, la velaron y ese mismo día por la noche decidieron enterrarla, no podían soportar el dolor de contemplarla. El padre dió orden de que el ataúd fuese de cristal por encima. De pronto, una lluvia torrencial, seguida de truenos y relámpagos hizo impracticable hacer el agujero en la tierra, decidieron dejarla fuera e ir por la mañana. Cuando llegaron y la vieron, todos quedaron horrorizados, la chica tenía los ojos abiertos, un rictus de terror y las uñas destrozadas ¡Estaba viva cuando la metieron en el ataúd! El médico dijo que podía ser catalepsia desarrollada por los nervios de la boda. El padre alcalde de la ciudad, dio orden de que todos los muertos se enterrasen con una campanita, para poder avisar en caso de necesidad. Según mi madre esto ocurrió en Jaén hace muchísimos años. 

Espero que os haya gustado este  post, os dejo unos dulces de las dos fiestas, ya que pueden convivir perfectamente, siendo las dos muy interesantes. 

cats999d

 

FELIZ FIN DE SEMANA, DÍA DE LOS SANTOS, DE LOS DIFUNTOS Y POR SUPUESTO HALLOWEEN.

50bc549f113a185b38318287ec6e5bbe

María.

LUJURIA EN MI PIEL

Eres el dueño de mis fantasías
más lujuriosas,
solo pensarte haces
que me estremezca.

Quiero recorrerte
con la punta de mi lengua,
acercarte a mí como
una serpiente sinuosa.

Sentir tus manos
en mis pechos enhiestos
rozándolos con tus dedos.
Cae sobre mí un camisón
de seda que queda
pegado a mi vientre
a mis piernas,
plateado como el mar
en la noche de luna llena.

Mis manos acarician
la suave tela,
cierro los ojos y veo tu boca
esa que en la distancia me besa.
Sexo del corazón más ardiente,
que te busca y desea.

El frenesí me delata
pienso en ti amor mío
mientras el orgasmo me recorre
y me hace sentir como un río
recorriendo la vida
dejando que fluya,
entre suspiros y gemidos.

cdd435b9cf0bf0973c8e72f3a1adba0a