AY, AMIGO MÍO

Amigo mío, no creas que no te quiero,
no pienses que ya no estoy a tu lado,
me enamoré de él, pero tú eres mi amigo.

Déjame recitarte un poema
de esos que te gustan
déjame amigo mío cogerte la mano
mientras mis labios susurran versos.

Deseo regalarte un abrazo,
mil kilos de confianza
para acudir siempre a mí,
quiero que me veas como siempre.

Voy a contarte un cuento de hadas
quiero que veas que la magia existe,
amigo mío, ¿no lo ves? Te quiero.

Me enamoré perdidamente,
de un hombre maravilloso,
pasó como el crepúsculo al amanecer,
así debió ser, quedé arropada en su alma,
amigo, entiéndelo, no te dejaré
atrás jamás.

Seguiremos tomando una cerveza
viendo arcoíris en la sierra,
pero no me digas que él no me interesa
que no me merece.

Sé que lo haces por mi bien,
pero le amo, estoy loca por él,
amigo no me hagas elegir
me partirás en dos
canta conmigo, cree en mí.

El mundo es más hermoso contigo
cuando miro tu cara me haces sonreír,
oye, amigo mío estás palabras:

Un bote de nocilla,
una playa nevada,
pasear en coche con la música alta
y las ventanillas desnudas,
una mirada llena de sonrisas,
y ropa interior en el suelo.

Las mariposas del estómago,
un amanecer, una sorpresa,
el sexo inesperado
eso es amor amigo mío, mi amor.
Amor.
Amor.
Amor.

 

107b1868e48a2bd80edccfc167bba0b5

16 comentarios en “AY, AMIGO MÍO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .