EL HOYO DEL ‘PANACEITE’

 

Yo pasé mi infancia en una casa en la que a escasos metros había un olivar. Pero es que casi enfrente de la vivienda familiar había una almazara y muchas tardes mi madre me daba una moña de pan con un hoyo para que Juan Antonio, el encargado, me echara un chorreón de aceite. Juan Antonio cogía el pan, lo ponía debajo del grifo de una enorme cántara y me llenaba el hoyo. “Toma, éste es de la primera ‘prensá'”, me decía cuando me devolvía el ‘panaceite’ que me servía de merienda. Por mi calle pasaban las aceituneras cuando iban a recoger la aceituna y las veía volver por la tarde derrengadas por el esfuerzo. Luego, en su casa, les esperaban las tareas del hogar y el cuidado de los hijos.

También veía con mucha admiración pasar a los vareadores portando sus pértigas al hombro. Para mí eran como los guerreros que iban al campo de batalla. Quiero decir con todo esto que tengo el disco duro de mi memoria lleno de recuerdos sobre los olivares y mi alma impregnada con el olor del aceite.

En Francia hay leyes que impiden los abusos de los intermediarios en el sector agrícola. Pero aquí los inútiles de nuestros políticos son incapaces de promover una ley que impida la descompensación económica que hay entre lo que les pagan a los agricultores por sus productos y lo que paga por ellos el consumidor en la frutería. Hay olivareros que se están planteando no recoger la próxima cosecha, lo mismo que muchos agricultores del Valle de Lecrín ya no recolectan sus naranjas o se quedan las cerezas en los árboles porque cuesta más cogerlas que lo que dan por ellas.

Si no cuidamos el campo, no habrá futuro. ¿Saben lo que haría yo con los políticos que no saben atajar este problema? Los pondría a recoger naranjas y a varear olivos. Así al menos se ganarían el sueldo.

Este artículo está escrito por Andrés Cárdenas, un periodista y escritor maravilloso, que considero mi amigo, en el periódico “GRANADA HOY” andres_cardenas

 

“Andalucía está hundida, y la quieren hundir más, siento vergüenza de un Gobierno que no solo no nos devuelve el dinero que nos debe, sino que intenta hundir mi autonomía, eso sí, para compensar y dar siempre a las mismas”. María.

20160118__20160120_C1_FE20FDOLIVEOIL2p1

Apoyemos a los agricultores y ganaderos, su trabajo es muy duro y poco valorado, pero sin ellos el país no marcharía. Consume productos españoles. Compra en los pequeños comercios. Hay que incentivar el producto nuestro y a nuestros comercio. 🙏

12 comentarios en “EL HOYO DEL ‘PANACEITE’

  1. Qué buen artículo, María y cuánta verdad expresada. Felicidades a los dos. Mi padre, un hombre del campo, antes se decía “de tierra de pan”, el trigo y la cebada, con tanto trabajo, y lo pagaban tan miserablemente, y ahora ni hombres que cultiven la tierra en estos pueblos… Menos labradores y más políticos que sobrealimentar. Un beso fuerte y mi cariño.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .