LA MISERIA DE LA COBARDÍA

Brilla el bordillo de la acera,
a la luz de la farola,
la noche se hace locura,
en esta ciudad de soledades
acompañadas.
 
Los ojos aunque quieran
no pueden ver las estrellas,
que el cielo está vestido de humo,
y la vista la hace ciega.
 
Que en esta ciudad nos
vamos haciendo jirones
de tristezas, que no se habla,
se apagó la voz en las calles.
 

Hace tiempo que se desnudó
la miseria, que se deja ver
tal cual es ella, ya no oculta
su sordidez, ahora la luce,
como vestido de gala en fiestas
de poderosos moviendo hilos.

Jugando a ser dioses de personas,
que actúan aleladas delante
de un portátil, ¡Pero, qué calles
tan solitarias!

Luce la noche en la ciudad,
tan desoladora, tan puta,
tan egoísta, y los gatos
se esconden al ver a los paseantes,
saben ya de sus patadas, de su ira.

Qué oscura se ha vuelto la vida,
la cobardía en plena rotonda sonríe,
sabe que ha ganado la partida, esto
se ha convertido:
en un cementerio de almas perdidas.

72048-voucher

ornamento2

10 comentarios en “LA MISERIA DE LA COBARDÍA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.