ADIÓS, MUY BUENAS

Engaño la mente escribiendo,
mi voz se quiebra
oigo pasar los coches,
en uno de ellos vas tú.

El corazón florece
y tú lo escondes,
dentro de un cofre
con tres candados.

Déjalo en libertad
ahora que han venido
las palabras a hablarte.

Porque al fin y al cabo
todo depende de las palabras
hasta el amor.

Son como un puerto donde
atracan los barcos.

Pero tú solo destruyes,
no usas palabras,
solo las manos abiertas.

Y así pasan los días,
entre nostalgias y dolor,
besos no dados, noches de soledad,
mi cama vacía,
engarzo una mala decisión con otra,
he sangrado por tus mentiras,
por tus manos abiertas,
he buscado aire entre mi pecho
y mi espalda.

Sé que ha llegado el final,
me he bebido la tristeza
a litros, me he emborrachado
de pesadumbre.

Has hollado mi alma
sin respetarme.

Ahora me quedo con las culpas
no te dejaré ninguna, solo
quiero alejarme y decirte
adiós, muy buenas.

3eaf1b87e45095407d163ff5ff90bb5c

ornamento2

María.

12 comentarios en “ADIÓS, MUY BUENAS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .