“LUZ DE GAS” (maltrato psicológico)

Desvirgamos el amanecer
entre sábanas desgarradas,
que estúpida fui,
creí que podría cambiarte
y no sabía que el infierno
lo llevabas dentro de ti.

Tortura de los besos
no dados, de las caricias
secas como hojas
de otoño.

Me decías que estaba
loca una y otra vez,
me reprochabas que
no hacía nada bien.

Perdí el sentido
de la realidad,
me hiciste sentir inútil.
Pero yo no soy luz de gas.

Yo me levanté un día
y te grité a ti que tanto
ego tienes, te grité
una y otra vez,
¡No estoy loca!

No, no soy yo,
eres tú el que me
has querido matar
dejándome viva,
¡Muerta en vida!

Me has exprimido, agotado
y vaciado, me llevaste al borde
de la locura.

Haz hecho que dude de la realidad
has querido hacer conmigo “luz de gas”.
No serás más mi verdugo,
soy la flor que nace entre las piedras,
he resurgido de cenizas negras,
he subido desde el mismísimo averno.

 

295dbabaa32f3f56bf8ae3dac37374f8

Aislamiento, ansiedad, insomnio, crisis de nervios, arrebatos emocionales, tendencias obsesivas, dependencia y miedo es lo que una víctima de gaslight o “luz de gas” atraviesa cada vez que su pareja intenta volverla loca, literalmente. Esta tortura psicológica se presenta como una historia tétrica de una película de horror y  termina por despojar a una persona de absolutamente todo lo posee.

Anuncios

18 comentarios en ““LUZ DE GAS” (maltrato psicológico)”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.