MEJOR, EL OLVIDO

Mis senos duros turgentes,
con circunferencias perfectas,
los miro, mientras contemplo
por el rabillo del ojo, unas flores
ajadas, muertas.

Un día estaré así
con los pechos caídos
arrugas que irán borrando mi cuerpo.
El tiempo, la vida que pasa 
y todo lo devora, no deja nada al azar.

No quiero verme
como esa flor marchita,
tomo una copa
llena hasta arriba
de vino tinto,
quiero quitarme esta
visión que me atormenta

Lágrimas caen sobre
mi tez aún tersa,
bebo otra copa
todo en mi cabeza da vueltas,
él me lo ha dicho: estás vieja.

Miro la vida que
me retuerce el corazón
pero me aferro a ella
mi cobardía me impide
quitármela.

Quizás debería
ser pérfida, agresiva
y no dejarme cortar
como brizna de hierba.

No quiero un falso amor
que me esconde,
que me machaca,
eso es un falso amor pequeñito,
un amor pobre que me daña,
no es el amor que buscaba.

La tercera copa de vino
pienso más lúcida que nunca,
si no sé vivir,
¿Para qué voy a hacerlo?

Miro mi cuerpo de nuevo,
mi cara, me toco, me acaricio
siento que quiero quererme,
abrazarme con el amor
que necesito.

Pienso que sí él no sabe
amarme, mejor es el olvido.

8f81ea73d1eba78e963f92d9768910b7

Anuncios

14 comentarios en “MEJOR, EL OLVIDO”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.