FIEBRE PERVERSA

Hay miradas insondables,
caes en ellas y ya no puedes salir.

Ahí me quedé en tus pupilas,
llena de deseo y lascivia.

Me sube una fiebre perversa,
que arrasa todo mi cuerpo
como huracán del desierto.

Tengo sed, dame que lama tu sudor
Quítamela con tu saliva en mi boca.

Por la ventana los árboles
de tronco erecto dan sombra
a la habitación donde el deseo
se pasea por el vicio de tus labios.

Tú cuerpo desnudo me provoca,
me estás haciendo perder el control,
muérdeme, coge mi cuerpo y hazme
lo que quieras.

Pero quítame esta fiebre que me consume.
¡Devórame!

Suelta tu lujuria entre mis muslos,
hazlo con furia,
haz que esta noche los sueños
estén llenos de ti

b53edb4c0c12fb24606af38b8a66f5e8
Anuncios

12 comentarios en “FIEBRE PERVERSA”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.