SOY UN DOLOR ROTO

Quisiera en esta tarde
ser hoja libre que vuela,
pero soy fragmento
de un poema roto.
Quisiera mirar a lo lejos,
ver el horizonte rojizo,
pero soy un velo desgarrado.

Quisiera sentir el suelo

en mis pies.
Pero soy piedras heladas.
Quisiera gritar, pero solo
soy boca muda.

Quisiera ser ola del mar
lamiendo el oro de la arena,
pero solo soy pez plateado
tirado en la orilla.
Quisiera ser flores en las montañas
pero soy roca agrietada.

Y, con la lluvia, andando sin prisa

me llevo el dolor de paseo,
metido en el bolso rojo,
en ese bolso donde todo cabe.

Delirio de amor y dolor
en aquella tarde sombría,
de una primavera donde
se marchitaron las rosas del jardín.
Suspiros de los hierbajos,
notas oscuras
de un violín desafinado.

La noche llega y la luna
muestra su cara más oscura.
Quisiera amarte a pecho abierto,
pero soy tierra yerma,
donde ni los cuervos pasan.

model-1246488_960_720

Anuncios

POESÍA JAPONESA(詩歌)—HAIKU (俳句)

Como ya os he explicado anteriormente, un haiku (俳句) es un poema corto (Waka) japonés, la métrica es de 5-7-5-. (Para la métrica tenéis que tener en cuenta la sinalefa y la tilde, si la palabra es aguda añade una sílaba, si es esdrújula resta). Habla de la naturaleza, del cambio de estación, de cosas cotidianas, de la emoción al captar el instante, no admite subjetivismos, ni lirismos, los poemas japoneses no llevan rima jamás. Tiene kigo (季語), significa : estación del año, ya sea de manera directa ( invierno, primavera…) o indirecta (nevada, cerezos…) y kireji o corte de pensamiento, es decir, la tercera frase debe cortar a las dos segundas, hablando de otro tema.

A veces para acompañar al haiku se pone una imagen esta se llama haiga (ハイは ). 
El haiku es: serenidad, paz, contemplación, una filosofía de vida que te transmite como el budismo zen.
Ser haikista implica vivir el momento, dejando atrás el pasado y viviendo cada paso como algo único, hermoso, impoluto e irrepetible. Espero que os sirva la explicación os animéis y hagáis muchos. 😘🌸😘

 

HAIKU (俳句)

Por el sendero

encontré hojas naranjas.

¡Cómo crujían!
autumn-mood-2075302_960_720

Viene el aroma

de las rosas brotando.

Maúlla el gato.

fc77db92cfa82cec58fa5183bb1213d4
Es la luciérnaga
que ilumina el bosque.

Se va el estío.

df9477b598ac423ce6ab980bea0df435
Haijin María.

SONETO A LA SEGUIRIYA

 

En el Sacromonte bailando,
está la gitana morena. 
Mirándola, la luna llena;
volantes revoloteando.

A ella le dan una azucena,
¡El novio se muere celando!
Vestido rojo llameando,
agita su oscura melena.

¡Ay! Celos llenos de agonía
Miedo de perder a su amada,
ella, ¡Un te quiero vida mía!

¡Ay! Su alma suspira aliviada
ella era suya, ¡Lo sabía!
Seguiriyas en la alborada.

 

715e9606a31f9beefb25d39e4d67e15e

POESÍA JAPONESA(詩歌) SEDOKA(旋頭歌)

Hola amigos míos, ya conocéis el sedoka, pero daré una somera explicación para los seguidores nuevos. Este estilo fue registrado en Man’yōshū por Kokin Wakashu.
El sedoka tiene una métrica de: 5-7-7-5-7-7.
Lleva título, se escribe sin rima, ningún poema japonés la admite. Y habla de todos los aspectos de la vida.

Hay tres tipos de sedoka: de seis líneas seguidas, de pregunta y respuesta, en la que en la primera katauta se pregunta y en la segunda se responde y el de dos katautas ( katuta significa “medio canción”, es decir: 5-7-7), en este último lo que escribes en el primer poema tiene que tener consonancia con lo que escribes en el segundo y a la vez ser independientes.😚💙😚

 

ERES MI AMOR

Me enamoré

con todas mis entrañas;

mi cordura perdí.

De mil colores

mi desnudez pintaste

de deseo en la noche.

DermwevXcAEjvHn

 

Insomnio con guayabo de país.

Lo que ocurre en Venezuela, contado por una venezolana.
Tristeza, pena y angustia me produce tal situación, que aquí en España defienden los mismos de siempre, asco de esa gente que quiere llevarnos a según ellos una verdadera democracia. Que la libertad llegue al pueblo venezolano.
Besos de luz a tod@s.

Rosa María


Volví …

Tres y media de la mañana, quizás la enfermedad de Junior mi perrito y reavivar la muerte de príncipe me tiene triste, además de todo lo que ya saben que sucede acá en mi país en donde todavía me encuentro. Las redes sociales se han vuelto un vertedero de basura dónde muchos llegan a mostrar carencias y necesidades, sobre todo la falta de educación y respeto.

La situación desalienta, por lo menos desde ayer nuestros adultos mayores pensionados han sido noticia y no buenas, cuánto maltrato, cuanta humillación, muchos de ellos no saben utilizar el internet, una computadora, no ven y no tienen a nadie que le haga todos los días las transferencias. Con esta “crisis” de efectivo cuesta mucho conseguir los bienes económicos, la verdad es doloroso ver a nuestros adultos mayores, viejitos y cansados en una cola para cobrar lo que luego apenas le alcanzará para…

Ver la entrada original 1.184 palabras más

CUIDADO CON LOS CUERVOS

Los cuervos observaban al cuervo muerto, miraban el cadáver mientras graznaban y volaban a su alrededor. Alguien había matado a su compañero, un cuervo imitó una voz gutural, todos entendieron que hablaba del hombre, aquel ser despreciable que mataba a los animales del bosque.
Tres o cuatro horas más tarde todos siguieron al que parecía mandar.
Con total seguridad fueron acercándose a una cabaña, allí vivía el hombre de las botas grandes, habían observado sus huellas.
Se colocaron en el tejado, pronto sería de noche.
El hombre sintió el golpeteo en el tejado, se sobresaltó, la noche era oscura, sin luna, no había estrellas, solo soledad y negrura.
Miró a través de la ventana, no vio nada, cuando de pronto volvieron los golpes,
se estremeció, —será un animal se decía así mismo.
Pensó que lo mejor sería ir a dormir, ya acostado vio unas sombras en la ventana, el miedo empezó a envolverlo, estaba en el bosque solo —¿quién sería?
—¿Qué quería de él? Una punzada de terror lo volvió a recorrer al oír golpes en la puerta y en la ventana.
El cuerpo se le tensó, la boca la tenía seca. Grito: —¿Quién es? —¿Qué quieres? Graznó el cuervo: —soy tu hermano, ¡abre! ¡No podía ser! ¡Su hermano estaba muerto! Pero era su voz, hay más en el oído de lo que capta el ojo, pensó, en aquella noche donde no había azul solo el negro azabache que lo cubría todo.
Los golpes volvieron a sucederse, él se resistía a abrir, el miedo hacía que su cuerpo se paralizase.
—Abre, has pagado por esto, la voz ronca parecía la de su hermano, entreavió la puerta, unos ojos rojos como el fuego del infierno lo miraban.
Con fuerte aleteo los cuervos entraron en la casa, se fueron posando en los distintos muebles, uno se quedó en la puerta vigilante.
Él se acordó del cuervo que había matado y los miraba sorprendido, asustado, fuera de sí.
Sentado en una silla lloriqueó, —no quise matarlo de verdad, fue un accidente.
El cuervo imitó su voz y pareció sonreír, te mereces recoger tu premio.
Todos se lanzaron sobre él, le sacaron los ojos, para que no viera, le picotearon los oídos para que no oyera, le comieron la lengua para que no hablara.
Pensó que era mejor morir que este horrible dolor, esta soledad espantosa; lo que no sabía es que aún no habían terminado con él.
Lo empujaron al bosque, allí donde la sombría muerte le esperaba.

death-2577486_960_720