CUÁNDO LA VIDA DUELE

Cansancio infinito
en un cuerpo destrozado
por tanto sufrimiento.
Con el paso lento, muda
va avanzando por tu cuerpo,
como las olas del mar
avanzan hacía la arena,
ese mar que adoras,
que aún te hace sonreír.
Quisiera ser tu cura,
ser un gran barco
que te llevara a la orilla,
pero solo soy una pequeña
barcaza astillada, varada
en la arena.
Siento frío, me arranco las
entrañas a golpe de angustia
de impotencia;
Tu dolor es el mío,
miro tus ojos transidos,
tu delgadez, tu cuerpo
antaño tan pleno, destrozado.
¡Grito a la puta enfermedad!
¡Vete! ¡Déjalo en paz!
Pero no escucha, es sorda
y ciega.

serge-marshennikov-1

Pintura de Serge Marshennikov.

31 comentarios en “CUÁNDO LA VIDA DUELE

  1. Fran

    Hola. Lamento mucho los duros momentos que estéis viviendo por una enfermedad tan cruda. Y quiero mandarte muchos ánimos para sobrellevarlo lo mejor posible. Supongo que ahora vives con mucha angustia y es doloroso. Pero creo que mientras hay vida hay esperanza, y quizá se pueda encontrar algún remedio en otras alternativas que antes no se hayan pensado. Un fuerte abrazo, y aquí me tienes a mi, y mi apoyo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Loli C. Lagos

    Llevo buscando un tiempo en mis adentros palabras para expresar un sufrimiento y un dolor tan hondo como el que encuentro en este poema… Al final, no sé si arrancaré algo de mis entrañas o si seguiré navegando por mi superficie… Mientras, tanto me quedarė en esta entrada contigo… Haciéndote compañía… Un beso enorme, María. ❤

    Me gusta

  3. Desgarrador poema donde me veo reflejado, me siento dentro de esos versos… no eres tú, soy yo…
    Tu dolor es el mío…
    ¡Grito a la puta enfermedad!
    ¡Vete! ¡Déjanos en paz!
    Mucha fortaleza para él y mucho ánimo para ti amiga.
    Recibe un solidario abrazo de luz y muchas bendiciones.
    Saludos

    Me gusta

  4. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    Desgarrador poema donde me veo reflejado, me siento dentro de esos versos… no eres tú, soy yo…
    Tu dolor es el mío…
    ¡Grito a la puta enfermedad!
    ¡Vete! ¡Déjanos en paz!
    miro mis ojos transidos,
    mi delgadez, mi cuerpo
    antaño tan pleno, destrozado.
    ¡Grito a la puta enfermedad!
    ¡Vete! ¡Déjame en paz!
    Pero no escucha, es sorda
    y ciega…

    Me gusta

  5. La esperanza es lo último que hay que perder, nadie quiere la enfermedad, ni el dolor, pero así es la vida, lo importante es que el amor os une y que hay muchas personas que os apoyan y os quieren.
    ¡¡Ánimo!! no pierdas la alegría, ni dejes de transmitirsela a él. Te hablo desde el corazón y con la experiencia de llevar cuidando a mi esposo 14 años, aunque la enfermedad es distinta. Siénteme cercana y para lo que quieras aqui estoy. Un cordial saludo y un beso cargado de energía muy positiva

    Me gusta

  6. Pingback: CUÁNDO LA VIDA DUELE – Venezuela en Resistencia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .