BODA DE MUERTE

Aquel día era motivo de felicidad en casa de los Jiménez, la hija mayor, la princesa para su padre, se casaba, se oían risas y murmullos femeninos detrás de la puerta del dormitorio de ella.

Habían dispuesto un banquete por todo lo alto, corrían los 40, había hambre y poco de comer, el pueblo estaba encantado, era la hija del alcalde y este había decidido ser espléndido con todo el pueblo.

Salió la novia de la habitación y todos suspiraron, no podía estar más guapa, rubia, con el pelo en un recogido, cintura de avispa, generosos pechos, unas caderas que terminaban en unas piernas bien plantás. Alta para la estatura media de aquel tiempo y sobre todo, unos ojos verdes que ni la mar podía hacerle sombra, hizo que todas las vecinas y familia se les escapara un: ¡Guapa! General.

Llegó a la iglesia del brazo del orgulloso padre, avanzó lentamente por el pasillo al ritmo de la marcha nupcial, sonriente y muy nerviosa, la novia miraba al altar donde el novio la esperaba.

El padre entregó la novia y emocionado se puso al lado, los novios se miraron a los ojos y un sentimiento de amor los embargo,

Ella sintió una pequeña punzada en el lado izquierdo, pensó que eran los nervios, pero la ceremonia comenzó y cada vez se sentía peor, su cara se volvió de cera, y, de pronto, cayó redonda, en ese momento todo era confusión, gritos, el médico invitado a la boda, corrió hacía ella, la reconoció, la auscultó y dijo: ha muerto.

Un alarido de dolor se oyó, era el novio que desesperado se sentó en la escalera del altar.
Los padres no articulaban palabra, la pena no los dejaba, se corrió la voz por el pueblo y todos conmocionados sintieron la pena de la muerte en una persona tan joven, el día de su boda.

El padre habló con la funeraria, quería enterrarla con el vestido y que la caja tuviera la parte de arriba de cristal, el hombre le dijo que todo se haría así.

Por la tarde la llevaban a enterrar, ya no había risas, solo llantos y silencio, depositaron la caja en el suelo, aún estaban cavando la tumba, se veía hermosa a pesar de la palidez, los padres, el novio y la gente iba pasando al lado viéndola.
De pronto pareció que el cielo se abriera, comenzó a llover, los truenos y relámpagos se sucedían, haciendo imposible ver para seguir cavando la tumba. Arreció de tal manera que parecía una película de terror, los relámpagos iluminaban las tumbas y el ataúd con ella dentro, la gente empezó a irse y el padre dijo: dejadlo, mañana seguiremos, hoy mi hija verá por última vez la lluvia.
Por la mañana tiraron para el cementerio, el padre de pronto: gritó, gritó tanto que se quedó sin voz, el horror se instaló en la gente que vio a la novia. Estaba con la cara desencajada, sus ojos desorbitados miraban fijamente, las uñas ensangrentadas pegadas al cristal, el pelo arrancado desparramado por el vestido, que ya, no estaba blanco, sino rojo carmesí, la madre perdió el conocimiento y todos los supieron: Estaba viva cuando la dejaron sola en el ataúd.

Lágrimas de angustia, de pena y desesperación mientras la enterraban, el padre pidió una campanilla, cuando la trajeron, la ató con ternura a la muñeca de ella, aunque ya no serviría de nada, pero no se volvió a enterrar a nadie sin que la campanita estuviera con el muerto.
Esa noche alguien se encargaba de estar pendiente por si se oía el sonido del repique.

 

tumba-de-elida-morazc3a1n-ulloa-esposa-del-coronel-ulloa05

Tumba de Elida Moraz.

Sabiamente, dejaban las tumbas abiertas pues a algunos los enterraban muy temprano.

William Austin (1627-168?)
Anuncios

13 comentarios en “BODA DE MUERTE”

Responder a carlos Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.