TÚ ESTABAS EN MI

No sé cuando comenzó
esta pesadilla, que me atormenta,
que me rompe, me asesina.

Tú estabas en mi

tan dentro que tuve que
apartarme el corazón
para que cupieses.

Un día cualquiera de

mayo te vi, me quedé
colgada de tus ojos,
de tus dientes tan blancos,
como granitos de arena,
de esas playas lejanas
tan blancas, tan hermosas.

Y fuimos soledad en compañía,

compañía en soledades buscadas,
yo no quería atarme como unos
cordones de tus zapatos,
tú, solo buscabas las cosquillas
de tu espalda, mientras te beso
eternamente delante de la ventana.

Aún así era amor, de ese loco, de

verdad, amor que corre por las venas,
como agua roja.

Aquel día no cogiste el teléfono,

pasee por la ciudad
mi mirada fija en la acera,
pensé que bien podían
meterse los chicles en
los bolsillos, que vaya
personas tan poco cívicas,
pensaba, por no pensar en
que pasaba, el miedo atravesaba
mi mente como agujas haciendo
punto agujereaba la lana.

Me lo dijo ella, no volverías,

estabas tan lejos como esas
nubes tan de algodón,
de animalitos blancos, 
allí, ahora recuerdo, comenzó
mi delirio.

Y la poesía se vistió de pena,

e hizo trenzas de letras y flores.

18527939_1918532101723913_7022172039367284789_n

Anuncios

POESÍA JAPONESA(詩歌)—MÜKI (向き)

Hoy he escrito sobre estos árboles y he incluido una planta, porque están en peligro de extinción, principalmente por la deforestación y la sobreexplotación. Hay más de nueve mil especies en esta situación.

Shintaishi

La poesía moderna, llamada gendaishi, nació de la mano de Shimazaki Toson (1872-1943), escritor naturalista, quien creó la poesía shintaishi (nueva forma) o shi.
En rebeldía contra la vieja tradición de poemas cortos de estructura fija, como haiku y tanka, sus versos tienen longitud y ritmo libres. Este poema es creación de Ippekiro Nakatsuka ( Meiji 1887-1946) aproximadamente en 1915 en Kyoto (Japón). Dicen del Müki que es un Haiku expulsando la rigidez de 17 sílabas e inició “la forma libre Haiku”. (Rechazando el uso de los kigos, aunque puede tener kireji en el tercer verso como el haiku tradicional). En 1915 fundó en Kyoto un club de poetas de haiku decididos a romper estándares. Acuñaron la expresión kaiko para una modalidad de haiku en tres versos en los que es irrelevante el número de sílabas así como la alusión a una estación del año concreta.

Es decir, un Müki puede tener una métrica de 5-9-5 aunque a mi personalmente me gusta mantener la mètrica de 5-7-5- de los poemas cortos (短い詩) japoneses.

MÜKI

 

El baobab
guarda agua de la vida,
en el gran tronco.

los-arboles-mas-magnificos-del-mundo-baobabs-noche-600x375

La Jacaranda
        es hechizo de beso,
 cielo sus flores.

14277055294237

Está comiendo
la Rocío del sol,
¡Un buen manjar!

img_msanoja_20160712-113442_imagenes_lv_otras_fuentes_drosera_anglica-135-k3AI-U40313963003293C-992x558@LaVanguardia-Web

Haijin María.

Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a la que ir.-Terry Swearingen.

NO ENTRES DÓCILMENTE EN ESA BUENA NOCHE

No entres dócil en esa buena noche fue escrito por Dylan Thomas en uno de los momentos más tristes de su vida: la agonía de su padre y su posterior muerte.
Además de ser uno de los poemas más conocidos de Dylan Thomas, No entres dócil en esa buena noche es también una de sus mejores obras, quizás igualada únicamente por el clásico: Y la muerte no tendrá dominio (And Death Shall Have No Dominion). Nadie que haya perdido a algún ser querido puede mostrarse indiferente ante su fuerza poética.
Hoy he puesto este poema porque significa mucho para mi, me parece maravilloso y quería compartirlo con vosotros.

No entres dócil en esa buena noche,
la madurez debería arder y sentir ira al finalizar el día;
ira, ira contra la muerte de la luz.

Aunque los sabios, al concluir su tiempo, sepan que la oscuridad es justa,
porque sus palabras no bifurcaron el relámpago,
no entran dóciles en esa buena noche.

Los hombres buenos, los últimos en pasar, lamentando cuan brillantes
sus frágiles obras habrían bailado en una bahía verde,
sienten ira, ira contra la muerte de la luz.

Los hombres salvajes que detuvieron y cantaron al sol en el aire,
y aprendieron, demasiado tarde, mortificándose en su andar,
no entran dóciles en esa buena noche.

Los hombres graves, cerca de la muerte, que observan con la vista borrosa
que los ojos ciegos podrían quemarse como meteoros y ser alegres,
sienten ira, ira contra la muerte de la luz.

Y tú, mi padre, desde las tristes alturas,
maldice, bendíceme con tus fieras lágrimas, ruego.
No entres dócil en esa buena noche.
Siente ira, ira contra la muerte de la luz.

          Dylan Thomas.

docil_noche_dylan_thomas_poema

 

ALEJÁNDOME

Camino por la ciudad,
el calor del verano
me esta sofocando,
necesito aíre, me
lo estás quitando.

Necesito alejarme,
comenzar de nuevo,
tengo que apaciguarme,
de este amor, que me ahoga.

Nunca me quisiste
solo fui un amor prohibido,
tú solo me apartaste,
de tu vida de mentiras.

Mis ojos temblaron
cuando te vieron,
nunca te había contemplado
realmente.

Se me empañan los parpados,
sigo caminando, y sonrío
entre las lágrimas, hoy es
un buen día para la esperanza.

18527648_1918533268390463_714499972864299471_n

 

El amor depara dos máximas adversidades de opuesto signo: amar a quien no nos ama y ser amados por quien no podemos amar.
Alejandro Dolina

 

 

POESÍA JAPONESA (詩歌)—CHÖKA(短歌)

Como ya os he explicado en otras ocasiones, un chöka (短歌) es un poema que no lleva título ni admite rima como todos los japoneses, su métrica (連) es de : 5-7-5-7-7-, pero lo normal es hacerlo con esta: 5-7-5-7-5-7-7,  ya que podría confundirse con un tanka. Se puede hacer todo lo largo que uno quiera, siempre que acabe en katauta, es decir: 5-7-7-. Espero que os guste mis amigos y que os animéis a hacer un poema japonés. Un beso de luz azul.

 

 

De amanecida
mi entendimiento loco
no comprendía .
Yo juro que te amé
ay, mi morena.

Pero en la noche eterna
otra me tuvo,
la luna fue culpable
de mi deseo.

Desnudó mi alma rota,
me hizo abrazarme.

Me desgarro la piel 
pensando en ti,
una lágrima cae. 

Sé que soy libre,
no me quieres morena,
mi herida está sanando.

rostros-de-hombres-y-mujeres-jovenes-moderna-pintura-jimmy-law_06

 

 

Las heridas que no se ven son las más profundas
William Shakespeare.