MIS MUSLOS FIRMES EN LA TIERRA

 

No quiero darte pena
aún no soy tierra,
aún lucho por estar aquí,
viva, plena.

Mis pechos aún tiemblan

ante la caricia anhelada,
mi boca entreabierta,
espera el beso que no llega.
Pero soy mar, soy ola
que lame la arena, soy
ese rayo de sol que acaricia
las penas, que las ilumina
que las avienta.

Soy fuerte como el roble,

llena de savia que corre
por mis venas.

No me tengas pena,

soy esperanza de la primavera,
mis manos ramas llenas de fuerza,
mis muslos firmes se afianzan a la tierra.

aa5abd79ea2446131853a55ba2f84b78

 

 

QUINTILLA A LA LUNA

Tipo de estrofa usada sobretodo durante el Siglo de Oro en la lírica española, compuesta por cinco versos octosílabos, cuya rima puede ser ababa, abaab, abbab, aabab, aabba.
Si los versos son de arte mayor, recibe el nombre de quinteto.

 

La luna quiere salir
por la noche va soñando,
en que haría por vivir,
estar en el lago amando
y de la mano asida ir.

Fondo Paisaje Luna Llena sobre Lago

POESÍA JAPONESA (詩歌)—SENRYU (川柳)

Hola amigos míos, hoy os explicaré el senryu, lo hice en otro post, pero hace tiempo y siempre viene bien refrescar ideas.
El senryu,  es idéntico al haiku en su métrica  (5-7-5), pero a diferencia del haiku  se usa todo tipo de subjetivismos y toda la lírica que queramos.
Para mi es uno de los poemas más bellos dentro de la poesía japonesa ya que el campo que abarca va desde: la muerte, sociedad, política, (ésta muchas veces con un toque de sátira) espiritualidad, sensualidad,  juventud,  infancia, vejez, amor, los momentos hogareños, las diferentes emociones, etc.  Espero os guste los senryu que voy a poner.

 

SENRYU (川柳, Sauce de río)

 

Tocan mi cara
las yemas de tus dedos,
¡Qué amor hermoso!

CF82SjpWYAAZiKY

De encaje blanco
         la liga de mis muslos,
brillan tus ojos.

ef24421e888d9165dfc6d06bd9f6648d

Dime amor mío:
¿Me querrás sin recuerdos?
¿Cuándo me vaya?

olvidar1gg2

Haijin María.

LA LIBERTAD ES MÍA

Es un nuevo día
un rayo de sol se cuela
por la ventana,
hoy podré comenzar
de nuevo.
Hoy es mi día, mi primer
día.

Hoy comenzaré a sonreír,
la libertad es mía,
el aroma a mar entra
por la rendija y sabe
que es así.

Soy libre, podré sonreír,
porque la vida es mía,
hoy las las flores saben
como me siento, y desprenden
sus colores para mi.

Los pájaros cantan porque
saben que la vida es mía.
Hoy por fin soy libre,
hoy sentiré que puedo volar,
que está noche alcanzaré
las estrellas, que la luna
me iluminará.

Mi camisón de seda,
se ciñe a mi cuerpo,
la tela se pega a mis
muslos, lo siento
a cada paso que doy,
el patio brilla con el sol,
y noto la sangre correr
por mis venas, como
un caballo desbocado.

El universo sabe
que la vida es mía.
Tú sabes que soy libre,
por fin lo soy, sí, lo soy.
16387383_1829205673993841_3064241194091576219_n

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.
» Federico García Lorca

 

 

POESÍA JAPONESA (詩歌)—CHÖKA(短歌)

Como ya os he explicado en otras ocasiones, un chöka (短歌) es un poema que no lleva título ni admite rima como todos los japoneses, su métrica (連) es de : 5-7-5-7-7-, pero lo normal es hacerlo con esta: 5-7-5-7-5-7-7,  ya que podría confundirse con un tanka. Se puede hacer todo lo largo que uno quiera, siempre que acabe en katauta, es decir: 5-7-7-. Espero que os guste mis amigos y que os animéis a hacer uno.

 

CHOKA(短歌)

En mi cabeza
recuerdos de aquel tiempo
se difuminan.

Perdida en mi memoria,

atraigo restos
de bordillos mojados,
y lluvias frías.

Retazos de canciones,

que son añejas,
de una época ya muerta
miro al espejo,
me sobresalto y grito:
¡Una extraña me mira!

d27584cf94511ca59bb748467f13db5f

El Alzheimer borra la memoria, no los sentimientos.- Pasqual Maragall

 

 

 

MIS PIERNAS TE ENVUELVEN

Me gusta el aroma
a tierra mojada,
me recuerda a tu
piel, cuando sales de la ducha.

Miro tus ojos y dibujo en ellos
un corazón rojo. Sonrío
cuando me miras así,
como si no me hubieras
visto nunca, como si mi
melena tirada sobre la
sábana no la conocieras,
metes tus manos y entrelazas
mi pelo, lo amasas, lo hueles,
pintas poemas con mi cabello,
me los susurras con tus dedos.

Mi cuerpo te busca, estás aquí
y ya te echo de menos pensando
en que te tienes que ir.
Y me doy la vuelta sobre ti,
te beso los parpados,
la frente, te beso hasta
la mirada, esa tuya de
cuánto te quiero, y me dan
miedo estos momentos,
a no vivirlos más, a no tenerlos.

Me quito la camiseta,
mis pechos inhiestos,
los pego a ti, me quito las angustias,
me desvisto los miedos.

Me susurras: tienes los pechos
más bonitos del mundo,
quiero arrancar las hojas del
almanaque para que pase
más deprisa el tiempo, no puedo
estar sin ti.

Y mis piernas te envuelven
y te beso esa boca tuya que me
vuelve loca, y todo se asienta,
ya solo quedamos tu y yo,
en un invierno lleno de un amor,
que no hace falta ni estufa, para
calentarnos.

 12369079_932605176795036_5930125394720091483_n (1)

POESÍA JAPONESA(詩歌) SEDOKA EN DOS KATAUTAS

Hola amigos míos, hoy explicaré de forma más somera este poema japonés. El sedoka tiene una métrica 5-7-7-5-7-7. Se escribe sin rima, ningún poema japonés la admite. Se puede escribir tipo de temas (amor, política, naturaleza, etc.) Lleva título.
Hoy lo voy a escribir en dos katautas, es decir dos estrofas de tres versos cada una, deben
tener sentido de manera independiente y a la vez estar unidos las dos estrofas.
Ya sabéis si queréis sabe un poco más de este poema esta en el etiqueta: poesía japonesa.

SEDOKA

FELICIDAD

Sobre tu pecho
escondo mi cabeza
me siento plena, llena.

Feliz me miras
tus manos en mis senos
sonríes y te entregas.

Pin-Up-serie-6-por-Rafa-Jenn

Haijin María.

Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad.
Victor Hugo.

EL SITIO DE LAS ALMAS

El color morado de la muerte,
me pintaron en aquel bosque,
de hojas negras y troncos rugosos,
de mi cuerpo surgieron azucenas,
de mis labios como los lirios, un
leve suspiro.

En la dulce mañana, los pájaros
chillaron, las hermosas mariposas,
sus alas enlutaron, las serpientes reptaron,
mil nubes negras dejaron caer sus
lágrimas.
Aquel verano dorado toco mis dedos muertos.

Aquel día las hojas cantaron,
canciones irlandesas llenas de tristeza,
la vida jamás llegaría a aquel sitio.
La primavera se montó en la barca
de Caronte y me llevo consigo,
besándome el último rayo de aliento.

Aquel era el sitio de las almas,
allí el aíre no te azotaba, la hierba
te acariciaba la piel, el rocío de la
mañana besaba mi boca.
Y el amor creció tras la muerte en hilos
de plata, que atraviesan el lago.

Del mismo modo me sentí por
primera vez libre, no había ese dolor negro
como alas de cuervo;
recuperé mi ser, sentí un fuego crepitante.
Y colgué de la tierra mirando el azul,
con el corazón ligero.

proyeccion-astral

 

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.
Antonio Machado.

 

CUIDADO CON LOS SUSTOS

Posiblemente no debió meterse por esa calle tan oscura, apenas la macilenta luz de una ventana daba algo de luz a las sombras.
Al oír las pisadas se le había encogido el corazón, avivó el paso, sintió perfectamente como tras suyo también aceleraban, el miedo la encogió. Palpó en el bolso hasta encontrar el cuchillo que siempre llevaba, últimamente habían sido violadas y torturadas dos chicas.
Casi corría cuando alguien la cogió por detrás y le dijo: ¡Te tengo!
Ella se volvió y hundió el cuchillo en la barriga. Miró como caía y gritó, gritó como jamás lo había hecho, ¡Era su novio! Estaba con los ojos abiertos, mirando no se sabía qué. Aún vivía.
¡Quizás otra vez se lo pensase antes de darle un susto a alguien! 

maxresdefault

 

POESÍA JAPONESA— JISEI: Un poema de despedida (辞世の句 )

Escribir poemas en el umbral de la muerte es una costumbre tradicional japonesa bastante habitual, aún en nuestros días. Este subgénero se llama jisei (“poema de despedida de la vida”) y no tienen nada que ver con los testamentos ni con las “cartas de adiós” a los familiares ni con las declaraciones firmadas a los jueces que dejan los suicidas.

El primer jisei del que se tiene constancia es del poema del Príncipe Otsu, hijo del emperador japonés Tenmu Tennō, fallecido en el año 686. Este, acusado de traición por sus propios hermanos al supuestamente intentar hacerse con el poder tras la muerte de su padre, redactó un breve poema justo antes de ser ejecutado.

Basado en las ideas sobre la muerte difundidas por el sintoísmo y posteriormente por el budismo japonés el jisei se hizo frecuente entre las élites niponas. Está conformado por treinta y una moras(que en español asociaríamos con sílabas, sin ser exactamente lo mismo) ordenados en cinco versos con 5-7-5-7-7 moras respectivamente, aunque en ocasiones se puede ver simplificado en forma de haiku.

JISEI (辞世の句 )

En primavera

no veré los cerezos


plenos de flores.


Mi cuerpo ya estará


con crisantemos pálidos.

Crisantemo1800[1]

Pasó mi vida

vacía sin dar frutos,


ha sido triste.


No oiré el trino del pájaro,


dejaré hoy de existir.

samurai02

Haijin María.