CARTAS DE ANTAÑO

Yo quiero una carta,
de esas de entonces,
de letras escritas con pluma,
llenas de pasión,
con aromas a corazón.
De esas que aceleran el pulso
cuando el cartero llama,
de las que quitan la soledad
y te dejan el alma alegre.
Yo quiero una carta,
una de esas de entonces,
que hacían que las mariposas
bailasen al son de los suspiros
de emoción estremecida,
palabras que temblaban
que te hacían sentir ansia
de besarle hasta las ganas.

carta-vintage

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado por

Elficarosa

Me encanta la poesía japonesa, soy maestra haijin, es algo que me da serenidad y alegría. Disfruto escribiendo, cada letra, cada palabra, de mis pequeños sentires. Adoro cocinar y los pequeños trucos de belleza caseros.

31 comentarios sobre “CARTAS DE ANTAÑO”

  1. Ay aquellas respuestas tan esperadas y recogidas a escondidas del buzón, de leídas y releídas las páginas ajadas y esas tardes eternas de lágrimas y desesperación que un No ha provocado y que sólo puede conocer, quién alguna vez de lejos se ha enamorado! Un beso.
    Eh, que cada cual ha padecido con lo dulce lo suyo.

    Me gusta

  2. “de las que quitan la soledad y te dejan el alma alegre.” ¡Qué bonito!

    “al son de los suspiros de emoción estremecida” A nivel lírico, el mejor verso del poema. Maravilloso.

    Es un poema precioso, tierno y evocador. Te hace sonreír al leerlo, y eso es genial.

    ¡Gracias, María!

    Me gusta

  3. Es cierto que la inmediatez del correo electrónico, mensajería y demás cosas de las TIC ofrecen un buen montón de ventajas, pero recuerdo con mucho cariño la temporada que pasé hace años escribiéndome (en papel, claro) con un compañero de Universidad. Las cartas que nos mandábamos eran todo un acontecimiento, desde recogerlas en el buzón hasta leerlas y releerlas. Ains, cómo pasa el tiempo…

    Le gusta a 1 persona

  4. Buenas tardes, María… aquí de nuevo, a ver si esta vez hay buena suerte y entra mi comentario (antes ya lo intenté desde el movil y no hubo modo, así que pruebo con el pc, a ver…)

    Me ha encantado tu poema, el tema que trata. Desde pequeña he practicado este modo de comunicación. Primero con “mi melliza” que se mudó de cuidad con ocho años, y, a través de las cartas seguimos unidas años y años. Después con amigos y, al final, con el que luego sería mi marido.
    Yo tengo, naturalmente, mi paquetito de misivas, con lacito incluído. Pra mí, son un tesoro… son recuerdos encarnados y tangibles, crónicas de vida… a veces, pienso qué pasará cuando yo desaparezca del mapa y caigan en manos de algún descendiente ( ¿las leerá antes de quemarlas…? me digo)
    La verdad, es que es una pena que algo tan bonito esté desapareciendo. ¡Menos mal que no ha pasado con los libros en papel!

    Besos de luz, preciosa amiga 🙂

    PD.: Si entra el comentario, ya sé que el problema está con el móvil.

    Me gusta

    1. Como me alegra verte por aquí querida amiga. Los libros de papel yo los veo como algo sagrado. Las cartas de mi madre una caja preciosa, me las dió mi padre, sabía que yo las quería, así que tengo las cartas que se intercambiaron estando en la mili. Para mi es algo muy hermoso. Besos de luz primor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s