ENVIDIA

01af2f6bbaa62935e6fe4c04d3cac02f

ENVIDIA

Solo se dedicaba a decir lo
bellas que eran sus letras.
Halagos a sí mismo se dirigía.
Envidia insana de las personas,
que realmente escribían.
Todo amenazante le parecía,
cuando solo él era su propio enemigo.
Copias baratas de artículos y poesías
siempre hacía.
Pero el original siempre estaba
allí, para recordarle, que nunca
igual lo haría.
lluvia de letras negras que jamás
se parecerían;
pobre ser, esa rabia le reconcomía
al final era él quien sufría
nunca ser único podría
el resquemor le podía,
en su infierno particular ardía
no se daba cuenta de que la poesía
siempre libre volaría.

La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

Francisco de Quevedo (1580-1645) Escritor español.

Anuncios

12 comentarios en “ENVIDIA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s