NO ESTÁS SOLA

8

Ella sabía desde hace mucho que él la mataría.
no sabía cómo, pero lo había soñado y no era
un sueño cualquiera, ¡no! Ella vio como moría.
Observó su casa a oscuras yaciendo sobre el sofá
mientras él la miraba. Empezaba a sudar, el miedo
comenzaba a atenazarla, despertaba sobresaltada, transpirando.
Dejó de pensar. Había llegado a casa y se desnudó,
se dio una ducha rápida, se puso el pijama,
una cena ligera como todas las noches.
Se sentó en el sofá, encendió la televisión,
los escalofríos la llenaron de terror, lo sintió
él estaba allí, se le heló la sangre, los pasos
se acercaban a ella, no se atrevió a mirar,
el corazón empezó a latirle de forma desaforada,
sintió mareo, vértigo y tuvo la sensación de caer
en algún lugar muy oscuro.
La luz se abrió paso en el comedor: ¡Un grito!
-¿Qué te pasa? Miró a su hermana, estaba tirada
en el suelo, un rictus de terror en la cara, había abierto
la puerta con su llave, hacía tiempo que la tenía.
-¿Por qué estaba a oscuras? llorando llamó a la ambulancia,
un escalofrío la recorrió, tuvo la sensación de no estar sola.

Anuncios

3 comentarios en “NO ESTÁS SOLA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s